La Babilonia Imperial

La Babilonia Imperial

52. Hijos del libro, aun antes del cierre de mi primer baktun, veinte generaciones desde el año 3113 a.C., se pusieron las bases de la Torre de Babel. Cautivos estaban ahora los 144,000 dentro de la prisión terrenal del materialismo de Babilonia.

53. Sin embargo, por mi devoción y poder de meditación, desde la profundidad de la Tierra, auxiliado por la perseverancia de Bolon Ik en el lejano Urano, el gemelo armónico de la Tierra, yo mantuve la cuenta sagrada de los días, yo vigilé el movimiento de la sagrada marcha de los kin.

54. Cuatro baktunes más pasaron, y el poder de Babilonia se hinchó con el saqueo del Imperio. A pesar de la rectitud de Abraham y de la Ley de Moisés, la sombra de la Torre de Babel se incrementó en medida y oscuridad.

55. El sexto baktun llegó y la Babilonia Imperial estaba completa. Su sello del falso tiempo y poder, los impuestos y la expansión armada habían cumplido el deseo de Iblis de degradar y arruinar a toda la humanidad, al hacer parecer virtuoso lo que era erróneo. Apariencia de virtud para amansar riqueza y poder; apariencia de virtud para hacer un conteo del tiempo de doce meses; ¡apariencia de virtud para ver con superstición y sin respeto las trece lunas! Apariencia de virtud para recolectar impuestos y pagarlos; apariencia de virtud para hacer la guerra a favor del poder del rey; apariencia de virtud para pagar por el nacimiento y la muerte; apariencia de virtud la idea de que todo el poder provenía de los sacerdotes, los hombres más apreciados por Iblis.

56. Oh gente del libro, perdida estaba para ustedes toda la memoria de la Ley del Cubo, ¡y la esclavitud llegó a ser vuestro destino! Pero yo soy Pacal Votan, el testigo especial del tiempo. Aun antes de la llegada del segundo mensajero especial, Cristo, el Apóstol del Amor, por mi libre voluntad y mi conocimiento del poder del siete, yo reclamo a los Siete Sellos de Profecía que en el día de la verdad, la maldición de Iblis terminaría y los justos triunfarían. Y ahora ha llegado el día de la verdad. Telektonon, la piedra parlante, habla ahora en una voz que todos pueden escuchar.

57. Hacia el séptimo baktun, los Siete Sellos de la Profecía fueron almacenados en la piedra imantada especial de la verdad de la Tierra, cuyo guardián soy yo.

58. Hacia el octavo baktun, Iblis había causado que la Torre de Babel hablara más lenguas en un creciente chocar de imperios. En esta confusión vino el Apóstol del Amor, crucificado por echar a los prestamistas de dinero del Templo, incomprendido por la gente del libro, para finalmente ser absorbido por los Sacerdotes de Babilonia, ahora romanos por lengua, que usan a este Cristo como su emblema para producir el mayor de los males de Iblis, la total usurpación del Tiempo terrestre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s