José Argüelles: el Pitágoras de nuestro Tiempo

José Argüelles: el Pitágoras de nuestro Tiempo

En el camino más allá de la tecnología

“¡NOS ESTAMOS CONVIRTIENDO EN TELÉPATAS BIOSOLARES!”

Lo mejor de todo es cantar.
Pitágoras

 

Maestro y servidor. Maestro de la Ley del Tiempo y servidor de la vibración universal.

Fue el Pitágoras de nuestro tiempo, cuyo impacto en el futuro será comparado con Newton, Tesla y Jung. Entre los filósofos/exploradores de los nuevos reinos de la consciencia humana del siglo 20, sus logros han superado incluso a Krishnamurti, que se negó a ser el dios de los Illuminati, y a Castaneda, quien confirmó la comunicación con los seres inorgánicos.

José Argüelles, portador de la gracia del don del tiempo natural, entró al otro mundo el 23 de marzo (17 Luna Solar) en su casa de retiro en el hemisferio sur, a la edad de 72 años.

La grandeza de un hombre se mide por la duración de sus ideas – la geometría Euclidiana, la física Newtoniana, los sólidos platónicos. Pitágoras, para aquellos que no le conocen fue el antiguo Griego que nos dio un sistema de conocimiento que se transformó en las matemáticas modernas, y un concepto de geometría sagrada que aun, hoy en día, se practica fervorosamente.

Argüelles, éste ecléctico artista místico Maya, nos rescató de la tiranía incompleta del tiempo artificial y estableció un sistema plenamente funcional de tiempo natural, ya bien desarrollado entre sus miles de seguidores en todo el mundo, que se filtra en la mente de las personas como una verdad evidente una vez que comprendes lo que él descubrió, que es un camino claro hacia un futuro de confianza y hacia la maravillosa sincronicidad que se encuentra en la naturaleza.

Dejó un buen recuerdo de eventos de expansión de la conciencia a través de todo el sendero resplandeciente de su vida – la fundación del Día de la Tierra, la Convergencia Armónica de 1987, la Sonda de Arcturus, la profecía del Telektonon, pero lo mejor de todo, nos ha dejado el calendario de 13 Lunas y el Encantamiento del Sueño, ese juego de mesa generador de sonrisas que hace que nos demos cuenta de la falsedad de los sistemas artificiales que rigen nuestras vidas, así como de las alturas a las que nuestra conciencia está a punto de expandirse. Argüelles pasó toda su vida diciéndonos que prestáramos atención a los sistemas naturales que podamos percibir.

Un servidor incansable de la vibración universal, Argüelles expandió la conciencia humana a tal grado que será venerada entre los más altos componentes del conocimiento humano en los siglos venideros. Nos deja con el regalo del tiempo natural, muchos miles de seguidores y una nueva y esperanzadora visión del Futuro.

Con un doctorado en Historia del Arte de la Universidad de Chicago, escribió La Tierra en Ascenso (1983). La celebración mundial de la Convergencia Armónica fue seguida poco después por la caída del Muro de Berlín. El juego del Encantamiento del Sueño llegó a ser un culto entre los muy inteligentes, cuya visión de las cosas empezó a ampliarse en gran medida con la ayuda siempre disponible de la sincronización universal.

En su impresionante entrevista con Regina Meredith, apenas el pasado diciembre (“José Argüelles y el Calendario Maya”), nos dejó con una previsión para el futuro de la humanidad que sólo puede dejarte con un asombroso optimismo. Nos estamos convirtiendo en “telépatas biosolares”, que recibiremos nuestro alimento directamente del Sol, aunque conectados por telepatía y empatía con todo y con todos.

José dijo:

“… nuestra naturaleza biológica está totalmente conectada a nuestra naturaleza solar. Esto es lo que los antiguos hablaban como el advenimiento del sexto sol de la conciencia de la nueva Era Solar. La nueva Era Solar es cuando nos damos cuenta de que nuestra conciencia está íntimamente relacionada al Sol, a la radiación solar y los rayos de información del Sol. Así que somos naturaleza biológica, nuestra consciencia se está sintonizando y regulando por las pulsaciones solares y que cuando integramos los elementos solares y biológicos activamos nuestros poderes telepáticos y nos convertimos en telépatas biosolares”.

Hijo de un padre mexicano-comunista y de una madre alemana-luterana, José pasó sus primeros cinco años en México con su hermano gemelo, Iván, y su hermana mayor, Laurita. Después de este tiempo, su familia se mudó a Minnesota y los efectos del concepto de sincronicidad de Carl Jung, misteriosamente, guiarían cada paso en el viaje de su vida al enfocarse en el tema del tiempo. Cuando era adolescente, la primera vez que vio la Pirámide del Sol en Teotihuacan, corrió todo el camino hasta la cima y experimentó una luz blanca que, más adelante, fue capaz de identificar como el conocimiento cósmico. Poco tiempo después, trabajando en una biblioteca se cruzó casualmente con el tratado de Sylvanus Morley sobre las matemáticas mayas y luego recibió un calendario maya del escritor lakota Tony Shearer – pero la verdadera epifanía llegó en un museo del reloj en Ginebra, Suiza. José relata:

“Yo estaba en el Museo del Reloj y me di cuenta después de dos horas que el conjunto de la civilización moderna se basa en una frecuencia de 12, como las 12 horas que tienes al frente de cualquier reloj, y que encuentras en cualquier lugar; 60 minutos y también el calendario gregoriano de 12 meses. Lo supe de repente, vi que esta es la razón por la que la civilización moderna se va a caer por el borde del precipicio.

“Tuve la oportunidad de ver lo que era. Este Tiempo Maya es cósmico; es universal, son ciclos sin fin que te sitúan en los ritmos de la Naturaleza… {El tiempo artificial} nos separa de la naturaleza. Nos separa de nuestras propias almas… Nos deja más y más alienados de nosotros mismos. Nos deja más y más alienados de la naturaleza. Cuanto más alejados lleguemos a estar de la naturaleza es mucho más fácil que agotemos los recursos y los usemos para nuestras propias mercancías, para ganar dinero o para gastar nuestro dinero. Por lo tanto, yo podría decir que es sólo un camión sin frenos que se dirige hacia una pared de ladrillos.

“La verdadera naturaleza del Tiempo es la sincronicidad. Bien. Esa es la naturaleza del Tiempo. Todo en el universo se sincroniza consigo mismo. La Luna está sincronizada girando alrededor de la Tierra; la Tierra está sincronizada yendo alrededor del Sol, el Sol está sincronizado con su constelación en la región galáctica local yendo alrededor de la galaxia. Todo el cúmulo de galaxias está sincronizado y así sucesivamente. Por lo tanto, todo está sincronizado. Cuando las aves se despiertan en la mañana, cuando los primeros rayos del Sol aparecen, ellos paran su canto cuando se pone el sol y todo es una gran sinfonía sincrónica desde el punto de vista de la Tierra, la Tierra es un entero. Si sales al espacio y miras a la Tierra, seguro, que un lado está oscuro y un lado está claro, pero siempre está girando. Sin embargo, para la Tierra como un entero, es un mismo instante en el Tiempo a cada momento.

“Bien, es un mismo instante en el Tiempo a cada momento. Todo, desde el punto de vista de la Tierra, todo, está en un estado de sincronicidad. Pero vivimos en una burbuja artificial, por lo que no podemos reconocer eso. A Jung se le ocurrió el concepto de la sincronicidad en 1952. Eso fue como empezar a raspar en la superficie, en que los bordes se desgastan. Conoces la sincronicidad y luego tenemos cosas como el LSD y cosas por el estilo que hicieron aparecer un par de agujeros nuevos en el velo que, ya sabes. Entonces en el momento de llegar a la década de 1980, y “The Police” (banda de música Rock) saca un álbum llamado Synchronicity (Sincronicidad), y hoy día la gente está viendo las experiencias sincrónicas cada vez más “normales”, bien, porque el tejido del tiempo artificial se está gastando y ahora la gente está buscando vias de salida. La gente tiene experiencias sincrónicas que están diciéndoles ¡oh, espera; hay otra realidad!

“Debe ser nuestro día a día, la experiencia de cada momento. Por lo tanto, la única manera de que salgas de ella es detener el reloj.”

Argüelles piensa que el sistema del 12:60 fue impuesto desde fuera.

“Exactamente. Y en mi entendimiento de esto es preciso, entonces, por qué los mayas encarnaron al otro lado del planeta para establecer los fundamentos de lo que yo llamo la ciencia del Tiempo Maya.
“Veámoslo de esta manera, que el equipo de vigilancia Maya galáctico, supongamos que ellos estan viendo esto, observando esta parte de lo que yo llamo la zona experimental del universo, este sistema solar aquí, ellos vieron lo que podríamos llamar una corriente kármica de un sistema mundial anterior, digamos que querían capturar a un planeta en particular, e inyectarlo con esta idea babilónica/sumeria del Tiempo basada en el 12 y el 60, y así sucedió.

“Y es interesante que los sumerios conocían eso -exactamente en lo que llamamos el comienzo del Gran Ciclo Maya, {alrededor del} 3100 aC. Por lo tanto, eso es exactamente cuando eso ocurrió. Tienes pruebas de lo que existió en ese momento. Así, los mayas, entonces, vinieron en el momento preciso y dijeron OK, bien, tenemos que ver donde está, vemos hacia donde está yendo esto. Va a producir desastres. Lo único que podemos hacer es venir aquí y plantar semillas de sensibilidad del tiempo correcto, las matemáticas correctas del tiempo y orar para que en el momento oportuno todo esto se descubra y nos demos cuenta de lo que es, inyecten los datos allí. Creo que eran tan increíblemente inteligentes que sabían que a pesar de que lo llamamos el 2012, en la Cuenta Larga Maya, matemáticamente hablando, es 13.0.0.0.0. Ellos no tienen una fecha fija como punto de partida. Todo está en ciclos diferentes.

“Una vez que superemos este obstáculo del 2012 nuestro destino es llegar a ser telépatas biosolares”. El obstáculo clave en darse cuenta de esto es la sabiduría de los antiguos. Esto es algo de lo que sabian, por ejemplo, los antiguos mayas o mexicanos o los incas o los egipcios, los llamados Adoradores del Sol, ellos realmente sabían que el Sol es el regulador de la conciencia humana, y es por eso que le prestaron atención a esto.

“Ya sabes, los antiguos mayas sabían de esto. [Esto es] por lo que me refiero a ellos como los sabios galácticos que encarnaron aquí y se establecieron como los Mayas, aquí. Sabían de esto y tenían un lenguaje muy sofisticado para describirlo. Y uno de los términos que ellos usan es Tinkananta, (sic), que son los poderes paranormales o telepáticos que tiene el ser humano, que están conectados directamente a la radiación solar. Tinkananta. La telepatía y la radiación solar tienen algo en común, son un tipo de medio de comunicación.”

La entrevistadora Regina Meredith le preguntó a José: “En cuanto a la tecnología en el futuro, se produjo un interesante evento ayer, cuando Lynn Roberts guió un grupo en una meditación y donde podías ponerte en el futuro y cómo se vería. Y, entrevisté a Barbara Marx Hubbard justo después de eso, y ella y yo habíamos tenido esencialmente las mismas visiones, con ligeras variaciones, donde estaba este sentido muy orgánico del tiempo, el sentido orgánico de la vida en estrecha relación con la Tierra, sumamente telepático. Pero, estábamos en presencia de los monitores de ordenador, sin embargo este nos conectaba con todo lo que era posible, es. Cualquier persona que necesites para estar en comunión en cualquier lugar del planeta y más allá estaba allí. Por lo tanto, es muy posible, me pareció bastante armónico y bello que incluso los tipos de tecnologías que tienen hoy su forma primitiva ya se han dado a luz, van a trabajar muy bien con el sentido orgánico del Tiempo en el futuro.”

Argüelles estuvo de acuerdo y emitió un diagnóstico de la extravagancia tecnológica dirigida por necios morales que amenaza el futuro de la humanidad.

“Hemos sido demasiado inmaduros para tratar con ellas (las invenciones de alta tecnología);… nos hemos encaprichado con el reloj, desarrollamos un sistema fuera de control que nunca hemos probado, y está haciendo de nosotros unos necios que pierden los papeles”

“Entonces, tenemos que ver todo eso. Por lo tanto, tiene que haber algún tipo de moratoria en todo esto para que podamos calibrar nuestra inteligencia y ver qué es lo que realmente necesitamos. Porque la cosa es, como siempre digo, Wow, eso es realmente divertido el Homo Sapiens por 25.900 años lo hizo muy bien, sin coches y entonces ahora no puede hacerlo sin ellos.

“Entonces, sabes es como, espera un minuto, tenemos que detener este proceso. Es una tecnología, fuera de control, que está teniendo todo tipo de efectos en nuestra psique, en nuestra psique social y en nuestra psique personal, que ni siquiera podemos controlar aún, y estamos todos de igual manera, sentados alrededor, impotentes, ya sabes, y viendo a nuestros niños volverse locos.

“El dinero es como una ilusión. No te preocupes, hemos vivido sin esta tecnología durante todo este tiempo. Sólo aprende a cultivar un jardín y relájate. Todo va a mejorar…”

Este y muchos otros videos esclarecedores de Argüelles se pueden encontrar aquí:
http://www.cmn.tv/interviews/jose-Argüelles/
http://www.cmn.tv/transcripts/transcript-jose-Argüelles/

y sin duda, la puerta hacia el futuro está situada en
http://www.lawoftime.org/

José y yo intercambiamos unas pocas cartas a principios de los años 90 en mis días de plantilla antes de la desestabilización, suficiente para hacerme sentir como su hermano menor. Yo había provocado la conexión después de leer una línea en su libro de 1987, El Factor Maya: Un camino más allá de la tecnología.
La línea fue: “La clave para la integridad es admitir tus errores.” Mi vida dio un giro significativo para mejor una vez que integré eso en mi paradigma. En gran parte, me ha llevado a donde estoy ahora, diciéndote todo esto. De hecho, siempre había planeado juntarme con él en el Puente Arco Iris, y a juzgar por su página web, todavía puedo.
Así que, como pseudoepidemiólogo jugando a las corazonadas que sabes que soy, estoy haciendo la predicción audaz de que cuanto antes el mundo comprenda y siga las directrices de este inspirador y humilde servidor de la vibración universal, más conocido en algunos círculos como Valum Votan, presidente de la Fundación de la Ley del Tiempo, mejor estaremos todos. Y yo digo, cuanto antes mejor.

Amado Memnosis, maestro de la memoria cósmica (su personaje en la Sonda de Arcturus).

Bon voyáge, José. Estamos justo detrás de ti y nos vemos allí. Gracias por la orientación.

 

Escrito por John Kaminski

John Kaminski es un escritor que vive en la costa del Golfo de Florida, eternamente agradecido por las almas gentiles que pasan por este mundo y dejan los regalos que hacen que esta vida valga la pena.  http://johnkaminski.info/ 250 N. McCall Rd.. # 2, Englewood FL 34223 EE.UU.

Para descargar la Sonda de Arcturus, en PDF : LA SONDA DE ARCTURO

 

 

 

 

****

 

2 comments

  1. Antares · abril 4, 2011

    …extravagancia tecnológica dirigida por necios morales que amenaza el futuro de la humanidad…
    Solo decirlo da cosa…

    Me gusta

  2. carlos antonio de leon kreitz · abril 14, 2011

    Ha muerto Jose Arguelles, el mundo pesa menos.
    su vibracion ha aligerado al planeta y nos ha dejado un legado de esperanza concreta.
    Hemos aprendido con sus ensenanzas a ser dichosos sin motivo despertando nuestra sensorialidad.
    Nos enseno a escapar del infierno del materialismo urbano y aprender a volar hacia las estrellas.
    in lakech

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s