¿Que es la Energía Libre?



La energía libre es ahora una solución a las crisis que vivimos, en un principio es una solución a un problema básico de abastecimiento de electricidad que ya se planteó en 1900, y que dicha solución a modo de fórmula magistral se puede aplicar como un cambio de paradigma energético, casi una utopía… si la sociedad lo supiera se organizaría en su ejecución…

A nivel técnico la energía libre como veremos es un asunto más sencillo, lo de instaurar el sistema libre en el mundo donde los estados no tienen poder sobre las empresas., Sólo nos queda ser nuestra garajes laboratorios… que vamos a explicar.

Las ondas escalares es un concepto fundamental en la energía libre, igualmente son un tema controvertido: algunos están convencidos de que realmente existen, otros aún niegan y niegan su existencia. Sin embargo, hay evidencia abrumadora, dura y rápida de su existencia real. El comportamiento sospechoso de los principales institutos académicos y de los principales científicos hace el resto. Los resultados de la investigación se desacreditan constantemente y la información filtrada de los informes secretos se ignora hábilmente. Durante 9 décadas la energía libre se oculta, la tecnología de ondas escalares se ha utilizado en experimentos y operaciones encubiertas, y que son desafortunadamente en detrimento del bien común.

De hecho el origen de manejo de la energía radiante o de la sabiduría de las ondas escalares y estacionarias es ancestral y por un fin positivo, de aumento de cosechas y uso del agua, es por ello que predominan las posibilidades de aplicación positivas tanto de la energía escalar como de otros tipos de tecnología sobre energía libre al bien común y la salud pública…



¿Qué es la energía libre entonces? ¿No será la energía oscura libre… ?


«Energía libre» se refiere también por tanto a aquellas formas de energía que aún no han sido reclamadas por monopolio energético. Es decir, otorga poder al pobre..

Además de la energía escalar, la energía de campo cero, por ejemplo del campo de neutrinos, y la energía de taquiones también se encuentran entre las formas libres de energía. Al igual que la energía escalar, estas se distribuyen longitudinalmente y, por lo tanto, no pueden ser registradas por dispositivos de medición técnicos convencionales, sino solo por receptores orgánicos. Las fuentes de energía libres serán las únicas fuentes de energía que quedarán después de que las clásicas fuentes de energía fósil y nuclear se agoten en unas pocas décadas (estimadas en 30 a 40 años). El futuro de la humanidad depende de nosotros, que estamos convencidos de la existencia de estas formas libres de energía,

Derivación científica y científicos importantes
Importantes científicos que ya se han ocupado de la energía escalar en el pasado son, por ejemplo, Konstantin Meyl, un ingeniero energético y electrónico alemán, y el astrofísico ruso Nikolai A. Kozyrev.

Kozyrev fue uno de los pioneros de la investigación de la energía escalar. Se dedicó a esta área de investigación ya en la década de 1930 y fue encarcelado durante más de una década por Josef Stalin. El desarrollo de los telescopios se remonta a ellos, que hicieron visible la energía escalar al ojo humano por primera vez. Esta forma de energía escalar es emitida por las estrellas y viaja a través del espacio y el tiempo a velocidades muy superiores a las de la luz. Esto permite una comunicación virtualmente libre de latencia entre objetos que están casi arbitrariamente lejos unos de otros en el universo conocido. Esto lleva a la conclusión de que el universo es un objeto holográfico en el que todos los puntos están perfectamente conectados.

El investigador más autorizado de la actualidad en el campo de las ondas escalares y la energía escalar es probablemente Konstantin Meyl, que enseña en la Universidad de Furtwangen desde 1986. Con sus investigaciones marcó hitos en la investigación de ondas escalares. Después de una extensión de las ecuaciones de campo de Maxwell, describió una fórmula que describe correctamente que la base de todos los procesos en la naturaleza y la tecnología son los llamados fenómenos de resonancia. Estos eventos naturales, que también pueden describirse como ruido, son un fenómeno de ondas escalares. La fórmula matemática describe circuitos de control que interactúan y se comunican entre sí, especifican puntos de ajuste y se sincronizan. La creación misma y todo lo que existe puede explicarse satisfactoriamente con esta complejísima fórmula. ya sea pasado,

Datos sobre las ondas escalares
Si la modificación anterior fue un poco demasiado científica y compleja para usted, aquí hay una explicación algo simplificada.



En pocas palabras, las ondas escalares son ondas direccionales o longitudinales que se mueven hacia un puntero de campo. Ocurren en la naturaleza como ondas gravitacionales, acústicas, magnéticas y eléctricas y fenómenos de campo. Especialmente los dos últimos son muy relevantes e importantes en el campo de la investigación de energía escalar. La interacción de las ondas escalares con un medio adecuado es provocada por la llamada resonancia. Tan pronto como se produce esta resonancia, el medio y la onda escalar se atraen y se produce un cambio de campo que se puede calcular de forma fiable utilizando las fórmulas de Konstantin Meyl.
Nikola Tesla, un famoso investigador en el campo de la ingeniería eléctrica, ya afirmó que las ondas escalares viajan a 27 veces la velocidad de la luz y que su efecto es absolutamente independiente del espacio y el tiempo. Su efecto mediador de energía puede describirse como universal, incluso más universal que el de los campos magnéticos. Desafortunadamente, la energía escalar no se puede medir con dispositivos de medición de campos eléctricos y magnéticos. Estas formas de energía son simplemente demasiado diferentes de la energía escalar y de ninguna manera son comparables en términos de potencia y longitud de onda.

El poder de la energía escalar se demuestra por el hecho de que penetra todos los materiales sin excepción sin ningún problema. Ni siquiera una jaula de Faraday les resulta impenetrable.

El campo creado por las oscilaciones de las ondas escalares permite una interacción profunda de la materia y la conciencia, dos entidades físicas que normalmente están estricta y claramente separadas entre sí. Entre otras cosas, esta interacción estimula el cuerpo humano, pero también los cuerpos de animales, plantas y todas las demás formas de vida orgánica, para regenerarse y promueve procesos de autocuración. Esto puede explicarse por una estimulación de los procesos de regeneración a nivel celular.



Efecto en el cuerpo humano
Este efecto sobre las formas de vida orgánicas, incluido el ser humano, es uno de los aspectos más interesantes de la investigación de la energía escalar y, al mismo tiempo, uno de los aspectos que más aplicación práctica y beneficios reales genera en la actualidad.

Dado que la energía escalar está directamente relacionada con el Big Bang, el origen de toda vida y el nacimiento del universo y su energía primordial, es obvio que tiene propiedades curativas y debe usarse como tal. La transferibilidad extremadamente buena mencionada anteriormente y la velocidad increíblemente alta (alrededor de 27 veces la velocidad de la luz) aseguran que los efectos curativos se puedan transmitir a largas distancias y sin demora, incluido el efecto de los medicamentos. Desafortunadamente, este enorme potencial para asegurar una mejor salud y una distribución más equitativa de los medicamentos en el mundo todavía no se está utilizando hoy, porque el lobby farmacéutico, la política, los servicios secretos, los militares y otros jugadores poderosos en el tablero de ajedrez geopolítico saben cómo prevenir. este.

Sin embargo, en una forma más modesta, esta técnica todavía es utilizada por investigadores y curanderos individuales. Desafortunadamente, no se puede utilizar todo su potencial, de lo contrario estaría en juego la seguridad personal del usuario. Por ejemplo, el curandero Tom Paladino ofrece tratamientos de curación en los que se puede utilizar energía escalar especialmente desarrollada para curar una amplia gama de enfermedades, como infecciones virales, fúngicas y bacterianas, así como enfermedades del sistema inmunitario a largas distancias.

El efecto curativo de la energía escalar no solo ha sido investigado desde ayer, sino durante miles de años. Los famosos rituales de curación mágicos y altamente efectivos de Paracelso pueden ser explicados hoy en día de manera plausible por científicos de renombre que utilizan la transmisión de energía de ondas escalares.

Pero ahora a los efectos específicos de la energía escalar en el cuerpo humano. ¿Qué beneficio puede obtener personalmente de ello? Por un lado, la energía escalar aumenta la elasticidad de sus vasos, lo que permite que las células se separen. Como las moléculas de agua dentro de nuestro cuerpo se organizan en grupos más pequeños, se mejora la circulación de fluidos. Los líquidos que fluyen más rápido pueden transportar mejor los productos de desecho dentro del cuerpo. Los médicos utilizaron un principio similar hace cientos de años para las sangrías. Las energías de flujo rápido también aumentan la permeabilidad de las paredes celulares, lo que conduce a una mejor absorción de nutrientes y una desintoxicación adicional. Todo esto conduce a una función y circulación celular óptimas.

Además, se optimiza la capacidad de curación del cuerpo. Las ondas escalares se pueden utilizar para descongestionar partes del cuerpo inflamadas y aliviar las zonas dolorosas del cuerpo. Esto está garantizado por el suministro óptimo de sangre en las células afectadas. La capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo mejora enormemente. El renombrado investigador Andrija Puharich también confirma que la función del sistema endocrino y el sistema inmunológico se ve significativamente mejorada por la influencia de la energía escalar.

dr. Rein, un investigador y biofísico con sede en EE. UU. del Heart Math Institute, ha hecho otro descubrimiento asombroso. Después del tratamiento con ondas escalares, la cantidad de linfocitos (un tipo de glóbulo blanco) en la sangre de sus pacientes aumentó hasta en un 70%. Los linfocitos participan activamente en el sistema inmunitario.

Robert Jacobs, profesor de la Universidad de Rochester, ha determinado que las ondas escalares desencadenan la descomposición de virus y bacterias en el cuerpo humano, acelerando así la cicatrización de heridas, entre otras cosas. Además, la inflamación cede más rápidamente y el sistema inmunológico se fortalece.
Todos estos descubrimientos demuestran claramente el inmenso potencial de la investigación de ondas escalares en el campo de la medicina. Por estas y muchas otras razones, esta área de investigación finalmente debería impulsarse más.

Derivación científica del efecto biológico.
Para explicar este efecto sobre los seres vivos orgánicos, se requiere una mirada más cercana a algunos fenómenos científicos.

Los organismos se comunican a través de la resonancia. Por ejemplo, oímos a través de la resonancia de las ondas de sonido con nuestros tímpanos y vemos a través de la resonancia de las ondas de luz a través de ciertos receptores en nuestros ojos. Las células son dipolos microscópicos y receptores de ondas electromagnéticas. Se pueden hacer afirmaciones sobre la vitalidad y función de una célula a través de ciertas características de vibración. Una vibración equilibrada y sincrónica es el estado codiciado de cada célula. La cronobiología investiga el conocimiento sobre estos ritmos biológicos, que están determinados por diversas influencias externas e internas. Un ejemplo de tal reloj interno es el corazón, más precisamente el nodo sinusal. Las influencias externas son, por ejemplo, marcapasos, radiación de teléfonos móviles (de forma dañina),

Esto es exactamente lo que aprovecha la investigación de ondas escalares. Las ondas escalares aseguran una vibración celular equilibrada, es decir, una condición celular óptima y extremadamente saludable.

Beneficio técnico
Los beneficios tecnológicos potenciales tampoco deben ser ignorados.
Un pionero en este campo fue Nikola Tesla (1856 – 1943). Tesla fue un investigador serbio que dedicó su vida al estudio de las ondas escalares. Luego también usó esto técnicamente. Fue capaz de transferir energía de forma inalámbrica de una manera espectacular, lo que nadie antes que él había sido capaz de hacer. La transmisión de un solo cable vuelve a él. Esta forma de transferencia de energía aprovecha la resonancia creada en un campo y el hecho de que la tierra es como un gran condensador entre la ionosfera y el suelo. Después de completar con éxito estos experimentos, recibió atención mundial.

Heinrich Hertz descubrió que las ondas tienen dos componentes diferentes, ondas transversales y longitudinales. Directamente al lado de una antena que emite radiación, predomina la proporción de ondas longitudinales. Las ondas longitudinales (ondas escalares) solo pueden ser recibidas por receptores biológicos, mientras que los receptores técnicos solo pueden recibir la parte transversal.

Estas ondas escalares pueden ser recibidas y sentidas por personas sensibles a la radiación que utilizan una varilla de radiestesia. Esto dificulta la recopilación clara de datos tanto cuantitativos como cualitativos sobre ondas escalares. Los humanos no son particularmente buenos para medir energías. En cambio, sin embargo, la posible proporción de ondas escalares en el ruido de la señal puede ser determinada por personas experimentadas. Debido a esta complicada capacidad de medición, es común que la ecuación de Maxwell solo considere componentes de onda transversales. Como resultado, muchos científicos descartan el ruido y, por lo tanto, las ondas escalares como un fenómeno marginal sin importancia y creen que esto no contiene ninguna información importante. Por supuesto, esto es un error y debe cambiarse a través de la persuasión científica e informativa.


El…
motivo del secreto…


La razón del secreto de la tecnología y la investigación de ondas escalares radica principalmente en el trabajo de poderosas organizaciones de cabildeo. Así que, por supuesto, la industria farmacéutica no tiene ningún interés en perder cuota de mercado de sus medicamentos nocivos, cargados de químicos y sobrevaluados por la tecnología escalar.

Otro lobby poderoso que juega un papel importante en esta operación de encubrimiento es el lobby de los teléfonos celulares. Una mayor investigación sobre las ondas escalares revelaría los efectos nocivos de la radiación de los teléfonos móviles y la conspiración de los políticos, los servicios secretos, el ejército y la industria de la telefonía móvil a este respecto. Por supuesto, esto daría lugar a cambios drásticos en el mercado y en la industria de las comunicaciones, que aún no se pueden prever con nuestro conocimiento actual. Pero se puede suponer que estos serían inmensos.

Energía infinita para mejorar el mundo todavía negado… La autogestión, autogeneración, autocontrucción….

…. Anónimo…

Nota… Versión con enlaces e imágenes..en proceso… Página I+D :

Energía Libre

Mecenazgo Artístico Xochipilli.blog

2 comentarios

  1. Teodoro González · octubre 24

    Estimados Amigos.:
    Quiero que me remita, el como y, donde, se puede el Suministro de Energía Eléctrica Inalámbrica con Onda Larga de Superficie Zenneck?
    Recibir un cordial saludo.
    Teodoro González
    tegonfri@gmail.com

    Le gusta a 1 persona

    • xochipilli · octubre 24

      Se puede en un circuito básico, el como… Es más técnica, es saber los principios fundamentales de la resonancia armónica de una onda estacionaria… Más información te contesto en privado… Añadiré enlace sobre esto que preguntas…

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.