Boletín Rinri, Edición Fénix (Actualizado) Volumen 3, No. 2 y 3

Boletín Rinri, Edición Fénix    (Actualizado)

Volumen 3, No. 2 y 3

Edición Especial del Cubo

El Sendero de la Conducta: Cortar Leña, Cargar Agua.

Ha pasado mucho tiempo desde el último Boletín Rinri, así que parece que van ser necesarias algunas palabras introductorias. Uno nunca puede asumir nada, por más simple u ordinario que sea. Así que regresemos al principio.

El propósito de estos Boletines es informar a los practicantes avanzados de la Ley del Tiempo de las nuevas percepciones, principios y estrategias del orden sincrónico en nombre de la iluminación del Planeta Tierra. Esta iluminación planetaria está representada por el lanzamiento exitoso del Puente Arco Iris Circumpolar. El éxito de este proyecto depende de dos factores: 1) el dominio del orden sincrónico por medio de técnicas para la visualización telepática, incluyendo la transformación plasmo-genética del holón o cuerpo imaginal y 2) el dominio de la iluminación ética Rinri, resumida como el cultivo de los dos senderos, el Sendero de la Conducta y el Sendero de Ejercer de Poder. En la nueva ciencia del Tiempo, a diferencia de la antigua ciencia, la moralidad espiritual y la técnica científica son inseparables.

La cuestión es que la realización mental espiritual del orden sincrónico es fundamental para el propio auto-cultivo y desarrollo moral. El orden sincrónico es el dominio completo del conocimiento y la experiencia que se ha hecho posible gracias al descubrimiento de la Ley del Tiempo. Como tal, el orden sincrónico abarca la totalidad de la cuarta dimensión. No sólo es el índice matemático de las armónicas celestes de las dinámicas del tiempo en todas sus permutaciones, incluyendo la cartografía de las infinitas potencialidades de la sincronicidad, sino también un tipo o conjunto de principios y preceptos morales. Vivir según el tiempo 13:20 no es lo mismo que vivir según el tiempo 12:60. Es por esto que el Cubo de la Ley de Dieciséis años está dividido en dos senderos: el Sendero de la Conducta y el Sendero de Ejercer el Poder.

No puedes ejercer el poder si no has dominado el Sendero de la Conducta. Este Sendero de la Conducta es congruente con lo que se llama la Continuidad Aborigen. De modo que lo que más nos interesa ahora es establecer la Continuidad Aborigen a través del Sendero de la Conducta. ¿Qué significa esto?

El ser humano no está separado de la biosfera y de la unidad de toda vida constituida por la biósfera. La Continuidad Aborigen (AC) se refiere al humano auto-iluminado por su inseparabilidad de la biosfera y los procesos elementales de la naturaleza – tierra, aire, fuego y agua, el huerto y la cocina, la tierra y el cielo. En el antiguo dicho Zen, cortando leña, cargando agua. No importa lo competente que seas en los códigos sincrónicos, si no experimentas el mundo elemental de una forma directa, no estás completo, no estás experimentando el Rinri. La iluminación ética del ser humano está en total relación con el cuidado y gestión de la Tierra y sus procesos elementales, y con un código de conducta apropiado con respecto a otros humanos. Esta edición Rinri es especialmente acuciante para el tiempo de oscuridad y barbarie en la que ahora se encuentra inmerso el mundo.

Codificada en las 20 Tablas de la Ley del Tiempo como una secuencia de prácticas sincrónicas incorporadas en el calendario de 28 días, la Continuidad Aborigen está dividida en los dos primeros Senderos, Filas de Runas Una y Dos, y los dos últimos Senderos, Filas de Runas Siete y Ocho. Estos dos grupos de Senderos – 1 y 2 – 7 y 8 – en realidad abarcan la totalidad de los cuatro Senderos – 3, 4, 5 y 6 – del Sendero de Ejercer el Poder. Representando los años 2005-2013 que establecen el Manitou Planetario de la Consciencia Cósmica, el Sendero de Ejercer el Poder continúa en el tiempo al completarse la Continuidad Aborigen y el Sendero de la Conducta, agrupados en los primeros ocho años, 1997-2005.

El Sendero de la Conducta consta de cuatro senderos: 1) el Sendero del Árbol; 2) el Sendero de la Conducta; 7) el Sendero del Telépata; y 8) el Sendero de la Octava Galáctica. Estos cuatro senderos se ejecutan al mismo tiempo a través de las posiciones del Cubo 1-8, y también rigen sucesivamente los cuatro cuartos de cada uno de los años, 1997-2005. Al completar estos cuatro senderos se establece la Continuidad Aborigen. El programa de la Continuidad Aborigen es activado como el Manitou Planetario AC, el Día Fuera del Tiempo, 2005. El Manitou Planetario AC constituye el programa primario del banco psi. Una vez establecido después de los primeros ocho años, ya que también es una práctica diaria durante los primeros ocho días de cada viaje del Cubo del Guerrero, el Sendero de la Conducta prepara al ser humano para llegar a estar capacitado con resonancia telepática como una normalizada posibilidad evolutiva. En otras palabras el éxito de la telepatía dependerá de un entorno adecuado de inteligencia moral –Rinri.

Los cuatro Senderos que forman la Continuidad Aborigen como el Sendero de la Conducta se relacionan como sigue: el Sendero del Árbol muestra el principio de crecimiento iluminado en el mundo natural. El árbol se convierte en el modelo del segundo sendero, el Sendero de la Conducta. Esto es debido a que el árbol está erguido. Sus raíces se adentran en la Tierra para transmutar el mineral en la tierra, mientras que sus ramas se extienden hacia el cielo en un gesto de elevación moral y para la útil síntesis de radiación solar. La síntesis química del árbol y su participación en los ciclos de dióxido de carbono y en el oxígeno terrestre ejemplifica una autorregulación biosférica contributiva para modelar el establecimiento del Sendero de la Conducta. Debemos medir nuestra propia implicación biosférica mediante el estándar del árbol.

El tercer Sendero del Sendero de la Conducta, el Sendero del Telépata, es totalmente dependiente de la rectitud moral y autorregulación de los anteriores Senderos de la Conducta. El telépata, a través del correcto auto-cultivo, transforma después el Sendero de la Conducta en el Templo. ¿Qué queremos decir por el Templo? El cuerpo humano, si, pero también el Cubo que envuelve el cuerpo, pues cada semana en la práctica de las 20 Tablas, el cuerpo es cubicado. Es en la arquitectura de la cámara resonante del Templo donde el octavo Sendero, el de la Octava Galáctica, se origina. Aquí el Sendero de la Conducta es completado como un acorde resonante y una identificación afirmativa del ser cubicado con el cosmos, preparándose así para el Sendero de Ejercer el Poder y el advenimiento de la Consciencia Cósmica que trae el avance evolutivo hacia la noosfera.

El tiempo del Sendero de la Conducta, 1997-2005, se produce durante el clímax y el fracaso absoluto de la civilización globalizada 12:60. Es el tiempo del último cambio y transformación de la Tierra. Es el Fin del Ciclo. El 2012 está ahora a menos de una década. El Sendero de la Conducta es necesario para estabilizar la tremenda transformación que está ocurriendo durante este ciclo de tiempo. Nadie se escapa a esta transformación, y mucho menos yo, tu preceptor Rinri. Pues de todas maneras, como el portador de los códigos del tiempo, soy también un modelo de los procesos engendrados por la práctica de estos códigos.

El estudio integral y el Sendero de la Conducta

Meditación del Cerrador del Ciclo

“Yo fui un profeta, enviado a mí ser desde mi Ser;

Y soy yo mismo quien, por mis propias señales, fui guiado hacia mi Ser

                                                                                                                              Ibn-al-Farid

Justo hace un año recibí un bastón –báculo sagrado– reconociéndome como el Cerrador del Ciclo en una ceremonia llevada a cabo por nueve ancianos indígenas – del Consejo de los Guardianes de la Tierra – en lo alto de la Pirámide del Sol, Teotihuacán, México. El báculo sagrado, un objeto de diseño y simbolismo poco usual, que incluye un cuchillo de obsidiana, es la manifestación externa de una profunda confianza depositada en mí por los representantes de caminos tradicionales quienes reconocen la necesidad de un nuevo conocimiento, especialmente en el cierre del ciclo. En retrospectiva, ahora veo este evento ceremonial como el disparador de un proceso de transformación personal sin precedentes introduciéndome en un conocimiento más profundo y una aceptación de mi misión de vida y su realización. Debéis entender, que ser reconocido como el Cerrador del Ciclo es para cumplir un decreto antiguo. Es también la completa realización de una visión de la infancia. ¿Con qué frecuencia experimentas que un sueño se haga realidad? La ceremonia de los Nueve Guardianes de la Tierra en lo alto de esa Pirámide completó mi visión de hace 49 años, precisamente en el mismo lugar cuando la llamada a este sendero de conocimiento surgió en mí con su urgencia incandescente.

Ser el Cerrador del Ciclo es un cometido arquetípico, una tarea que requiere el esfuerzo concentrado de todo tu ser y la purificación absoluta del alma. Requiere estar altamente enfocado, eliminando todas las actitudes no examinadas, para que el alma quede al descubierto, sola y sin ataduras He tenido que tomar decisiones difíciles con el fin de verme, a mi mismo, entero. Y ahora estoy viéndome entero, un mensajero en esta Tierra que ha recorrido su sendero únicamente por una causa: la iluminación de la Tierra en el Cierre del Ciclo. Para mantener este enfoque debo estar a solas con Dios. Y Dios me pide permanecer a solas con Él, para que Él permanezca envolviéndome como un Recuerdo, una Consciencia que es incesante, y ante su presencia me postro y me humillo. Como resultado, estoy experimentándome como nunca me había experimentado antes. Y aún así es una experiencia totalmente común, una continuidad de visión, un esclarecimiento más amplio de un sendero de conocimiento, otro giro en el Sendero de Conducta.

En la rutina de la transformación me encontré en la leñera, cortando leña. A medida que la leña se parte, llego a estar intensamente consciente del sonido de la corriente, de la lluvia y el viento en los árboles. Estoy inmerso en un momento que devora los sentidos en una carrera atemporal de sonido y silencio al mismo tiempo. Sintonizando en esta experiencia siento que es el aceleramiento del tiempo hacia el 2012, Fin del Viaje. ¿Qué quiere decir ser el Cerrador del Ciclo? la voz pregunta una y otra vez. Tener el propio ser anclado a una fecha, 2012, que está casi a nueve años, es un factor que demanda un estilo de vida altamente disciplinado de contemplación, meditación y oración.

Han pasado cincuenta años desde que di mi primer paso en este camino hacia el Fin del Viaje, 2012. Este ha sido totalmente un sendero de conocimiento. A medida que me aproximo al acto final, al desenlace de este sendero, es necesario, por un lado, una síntesis del conocimiento, mientras que por otro lado es requerida una regeneración del carácter demandado por el tiempo. Son estos dos factores combinados los que han ocasionado o están reflejados en esta meditación sobre mi propia corriente de vida. Cuando hablo de meditación, quiero decir la práctica tradicional budista de sentarse que se conoce por diferentes nombres – shamatha, vipassana o zazen, es la que prefiero.

Dogen (1200-1253) fue un investigador japonés que viajó a China y trajo el Budismo Zen a su tierra natal. Su énfasis sobre la práctica de sentarse y auto-realización son profundas y básicas. Se refiere a la práctica total de zazen, meditación sentada, como un “estudio integral”. ¿Qué tenemos que estudiar sino nuestras mentes en relación al mundo y al absoluto más allá del mundo? No importa cuál sea nuestro sistema de creencias, todavía tenemos nuestras mentes para lidiar con ellas. El estudio integral es el esfuerzo para conocer nuestra propia mente. Todo lo que llamamos nuestro mundo, finalmente, es una función de nuestra propia mente.

Tal estudio integral debe ser una práctica fundamental para todo el que desee completar el Sendero de la Conducta como un ser auto-realizado completo. “Desapareciendo el rostro, la mente y el cuerpo se desprenden”, escribe Dogen. “Desapareciendo el rostro” se refiere al desgaste del ego que quiere mostrar su rostro en todas partes en todo lo que haces. Cuando ese rostro desaparece, se produce un momento de claridad lúcida donde “la mente y el cuerpo se desprenden”. Esto significa que hay una experiencia de desapego y libertad de la coacción del ego para construir continuamente una imagen del mundo que puede que no tenga nada que ver con la realidad. ¿Cómo podemos tratar de cambiar el mundo a menos que hagamos el esfuerzo de vernos a nosotros mismos claramente y cambiar en nosotros los hábitos que no sirven a ningún propósito? ¿Cómo podemos ejercer el poder si no conocemos nuestras propias mentes?

En mi meditación inevitablemente regreso al ser que está designado como “Cerrador del Ciclo”. Como el Cerrador del Ciclo mi vida es inevitablemente un espejo de toda vida, como ha sido reunida durante estos últimos diez años del Gran Ciclo de la historia de 5125 años. Cualquier cosa que me sucede, nada es al azar o casual sino una enseñanza más profunda del Sendero de la Conducta. Mi vida está codificada en todas partes. La vida de todos lo está. Pero uno debe aprender a leer el mapa de su propia vida como un gran ensayo de Señales. Por la naturaleza del título, Cerrador del Ciclo, los detalles y hechos de mi vida son un resumen simbólico o arquetípico y el repositorio sintetizado de 5000 años del hombre histórico. Y ahora, al final, el hombre histórico se escinde, pues sólo de este modo puede germinar una nueva semilla, un nuevo ser humano.

Para redimir al hombre histórico fracturado en mi ser, he regresado a este cultivo de un estilo de vida de meditación y práctica contemplativa, es la única manera en que puedo ver la totalidad del espejo que se ha fragmentado a través del proceso de la historia. Es un logro difícil y poco común permanecer solo con la mente, experimentando el absoluto en una forma no premeditada y pura. He encontrado algunos amigos en el proceso. Además de Dogen, está Milarepa, el yogui tibetano que cantó muchas canciones “Toda manifestación, el Universo mismo, está contenido en la mente. La naturaleza de la mente es el reino de la iluminación, el cual no puede ser ni concebido ni tocado…” (Milarepa, “Canto de la Alegría de un Yogui”).

Luego están los ejemplos de Padmasambhava, “No existe ningún otro fenómeno que aquel que surge de la mente… Debes observar tu mente una y otra vez…” (Padmasambhava, Auto-liberación, Sec.11) y Yeshe Tsogyal: “Amigos y posesiones, cosas materiales y familiares son todas ilusorias así que abandónalas… vive solo y realiza una actividad espiritual”. (Enseñanzas de la Dakini). Vivir solo puede ser difícil. Pero toma tiempo para estar solo y experimenta en soledad tu propia verdad, ese es el punto. Y por supuesto siempre está Rumi “Aquel, a quien se le reveló el santuario de la oración verdadera considera vergonzoso regresar a la mera religión formal…” Estos son los atletas del alma, o como lo dijo Rumi “Como un hombre de corazón, hazlo de corazón, aunque debas tomar un veneno mortal” (Rumi, “Los santos están preservados de todo daño”).

A través de tal meditación y estudio, he llegado a confirmarme como el Cerrador del Ciclo. Este es mi destino inevitable, el cual abrazo completamente como un hecho de vida, con toda su intensidad inconmensurable.

Tomo mi fuerza de la niebla de las montañas

Tomo mi fuerza de los árboles erguidos

Tomo mi fuerza de las corrientes de agua

Tomo mi fuerza de los susurros de la brisa

Mi corazón se rompe de nuevo, no necesito conocer el por qué

Estamos aquí por un momento y luego debemos morir.

Nutriéndome únicamente con la frescura de la naturaleza y la experiencia de mi mente, regreso a mi tarea tal como Dios y el destino lo han asignado: cerrar el ciclo con el conocimiento y la verdad de que todo sea liberado. ¿Cuál es la raíz de este conocimiento? Es el conocimiento de la Ley del Cubo. El Cerrador del Ciclo es un discípulo del Cubo. El Cubo revelado por la Ley del Tiempo es el plan maestro de Dios para la regeneración creativa. El Cubo de la Ley es la manifestación primaria de la creación de Dios, mientras que la Ley del Cubo es la clave para la co-creación divina.

Estas meditaciones y reflexiones son necesarias porque ahora estamos en un momento difícil en esta Tierra. Estamos en medio de los tormentos del infierno, cosechando los resultados kármicos de vivir en un tiempo artificial, el fruto en si mismo de una enfermedad sembrada en un pasado aún más lejano en el Jardín original. El tormento existe entre los dos cubos maestros en el tiempo, el Heptágono de la Mente  del Cielo o los Siete Años de la Profecía, 1993-2000, y el Heptágono de la Mente de la Tierra, los siete años del Misterio de la Piedra, 2004-11.

Al salir del Infierno, el tiempo del Misterio de la Piedra será el ascenso al Cielo. Por el contrario, los Siete Años de Profecía, en retrospectiva, fueron el descenso al Infierno. Los siete años para entregar la profecía Telektonon alrededor del mundo fueron la compañía para el descenso al Infierno de una humanidad descuidada. Los años 2000-2004 definen el cementerio del hombre histórico 12:60. Cuatro años en este cementerio de codicia, terror, guerra y devastación, y luego el año de la Tormenta Cristal Azul, 2004, el comienzo del ascenso al Cielo, el ciclo de los siete años del Misterio de la Piedra. Esta es la resurrección en el tiempo, el ciclo de la perfección del alma humana, la construcción cúbica del Heptágono de la Mente de la Tierra, 2004-2011.

Como el Cerrador del Ciclo, mis pensamientos y todo aquello que me fue revelado forman parte de una poderosa meditación comenzada hace mucho tiempo, en puntos estelares distantes. Esta es la meditación llamada GM108X. Sus corrientes sincrónicas nos informan en todos los aspectos. La totalidad del Telektonon está basada en esta transmisión estelar, que me informa, en particular, de la piedra angular del conocimiento revelado por la Ley del Tiempo, y que es el Cubo de la Ley y la Ley del Cubo. Como veremos, incluso la vida del Cerrador del Ciclo está contenida y esclarecida más adelante por el Cubo de la Ley.

El Templo incorpora la Telepatía: Meditación del Cubo

En la Octava Mística de la Tierra Planetaria

El Hierofante Planetario está auto-concentrado;

Permite que la pureza de la mente antes del amanecer

Grabe la noosfera con un nombre en clave

La expansión inimaginable de la palabra original

Tel-Ek-Ton-On

El marco de pensamiento cuadrangular

Desde el cual el Cubo se origina

Tres veces el plano definido por el marco cuadrangular

Mantenidos unidos por el Cuarto revelado

El Punto en el Centro de Todo

La omnipotencia inconcebible de la divina concentración

El Cero de la plenitud suprema

Plano de la Mente, la Base de Todo

Plano del Espíritu, el Amplio Abrazo

Plano de la Voluntad, la Divulgación Espontánea

Claridad de Fundamento

Radiancia de Aceptación

Divulgación sin obstáculos

Gran Perfección del Corazón de la Realidad Primordial

Cada uno de los Tres Planos con dos lados extendidos hacia afuera

Crean las seis caras del Cubo

Unidas por el Séptimo Punto Central

El Trono Invisible del Poder Divino

Seis Más Uno el Séptimo

Heptágono de la Mente

Redimido por el Poder del Siete

Revelando el Intervalo del Tiempo Perdido en la Eternidad

Como la Ley del Cubo y el Cubo de la Ley

Ocho Puntos las Esquinas del Cubo

Establecen la Octava Resonante de la Creación 6

Más Uno, el Punto central, hacen Nueve

Poder de tres al cuadrado

Poder de los Nueve Señores del Tiempo

Doce Vértices Conectan los Ocho Puntos

Creando el Marco del Cubo, el Templo Místico de la Ley

Unidos por el Punto central Místico, el número Trece

Que pone en movimiento

La constante recapitulación del Tiempo

La Cosmología de la Onda Encantada

Sólo por el Trece podría el Siete llegar a ser conocido por si mismo

Reflejando las Dos Direcciones

El Magnético Sin Principio y

El Cósmico Sin Fin.

¡Oh Sagrada es la Revelación del Cubo!

Ocho Esquinas Más Doce Vértices:

El Veinte Perfecto,

Igual que Trece y Siete

La Totalidad del Tiempo y el Templo

La medida del Ser Universal

La ley Cósmica de la Co-creación Consciente

¡El Cubo de la Unidad Divina Revelado!

El Templo incorpora la Telepatía: Cosmología del Cubo del Tiempo

El Cubo de la Ley y la Ley del Cubo son el fundamento de la Ley del Tiempo. Ellos representan una cosmología descriptiva del orden sincrónico, una cosmología del tiempo. El Cubo es la totalidad de la Ley, como siempre ha sido. El Cubo es la estructura primaria de la realidad como una potencialidad de puntos específicos de resonancia y manifestación. El Cubo es una perfección armónica de forma que es infinitamente repetible a cualquier escala, e infinitamente aplicable a cualquier descripción de orden cosmológico en cualquier nivel. Antes del Cubo está la Esfera. Ya que la Esfera es la perfección absoluta que pertenece realmente al reino de lo no-manifiesto. Si la Esfera es la perfección de lo no-manifiesto más allá de la cuarta dimensión, el Cubo es la estructura cuatridimensional cuya geometría establece la totalidad de la tercera dimensión como un dominio de potencialidad manifiesta.

La Runa UR para el Codón 54, Trascendiendo, dice, “El Templo incorpora la Telepatía”. Esta es una referencia directa a la Ley del Cubo. El Templo es la expresión cuatridimensional o imaginaria del cubo primordial. El Templo es la estructura mística que acomoda el cuerpo humano para la perfección del alma humana. El Templo unifica la profecía universal de toda religión estableciendo la estructura formal de la telepatía universal, un cubo desde cuyo centro irradian todos los puntos en resonancia telepática. La Ley del Cubo define una igualdad espiritual, totalmente instintiva en la prehistoria, pero ahora, mediante la Ley del Tiempo, pasa a ser totalmente consciente para la post-historia. La Ley del Cubo describe cómo alcanzar la perfección del alma humana con la incorporación de la telepatía. La Ley del Cubo es para cubicar y cubicar de nuevo. El Cubo de la Ley es la perfección original del alma como también su auto-realización final.

La Ley del Cubo también es la aplicación particular del Cubo de acuerdo con la profecía Telektonon donde el Cubo representa una matriz de dieciséis unidades, cuatro por cuatro, que abarca los días 7-22 de la secuencia de 28 días. Estos dieciséis días pueden ser expandidos fractalmente para abarcar unidades mayores de tiempo, como por ejemplo en el Cubo de la Ley de Dieciséis años, 1997-2013, donde cada unidad del Cubo se convierte entonces en un año y no en un día. Los dieciséis días proporcionan la matriz del “Viaje del Cubo del Guerrero”. Dentro del tablero del Telektonon original hay que encontrar la secuencia de siete unidades del Heptágono de la Mente absoluto, días 14-20, o posiciones 8-14 del Cubo. El Heptágono de la Mente se refiere al énfasis en el Cubo como una estructura con seis caras, más un séptimo punto central de coordinación. En el Encantamiento del Sueño también se encuentra un cubo de colores primarios, donde las permutaciones del esquema de cuatro colores crean los doce triángulos perfectos que dividen cada una de las seis caras en dos triángulos cada una.

Hasta ahora, en la aplicación del Cubo de acuerdo con la Ley del Tiempo, el enfoque ha sido en las seis caras más la séptima. Esto es evidente en la práctica de Cubicar el Codón y crear el Cubo Radión semanal. Estas prácticas siguen una creación cosmológica primordial, donde las seis caras representan los seis “días” de la creación, y el séptimo el Trono, que se manifiesta en el séptimo “día”. En los ejercicios de cubicar el Telektonon, el Trono del séptimo día es representado tanto por la Runa UR del cuarto cuadrante del año como por el Plasma Silio en el centro, y visualizándote a ti mismo en el Cubo, con el Trono en el centro del corazón. El esquema bidimensional del Heptágono de la Mente produce un hexágono como una estructura de siete-puntos que también es conocida como el átomo del tiempo.

Siete es el número que, indudablemente, es la mayor clave de la numerología del orden sincrónico. ¿Por qué es así? ¿Por qué el siete es evidentemente un número poderoso con connotaciones místicas prácticamente a lo largo de todas las culturas del mundo? Lo más potentemente palpable son los siete días de la semana que rigen las vidas cotidianas de prácticamente todos en el planeta, de acuerdo al esoterismo Ismaelita (Musulmanes Chiitas), siete es el número del intervalo del tiempo perdido en la Eternidad. Este es un concepto altamente provocativo.

¿Qué se entiende por “intervalo del tiempo perdido”? ¿Es ese el tiempo de la creación original? ¿O es el tiempo perdido durante la “Guerra de los Cielos” original? En cualquier caso, es porque representa el intervalo del tiempo perdido en la Eternidad, allí donde el tiempo debería ser igual en cada uno de los lados, donde siete es el punto central en la cosmo-numerología de la Onda Encantada de trece tonos. Y ese es el misterio del intervalo del tiempo perdido en la Eternidad que está en el corazón del drama del conocimiento representado por los ciclos de la cultura y pensamiento humano, especialmente durante el ciclo de la historia de 5000 años, el cual puede ser correctamente conocido como el ciclo de la era de la profecía.

El propósito del Cubo de la Ley y de la Ley del Cubo es ser una recapitulación de la recuperación del Tiempo Perdido, así como la redención del hombre Adámico, ahora caído en el abismo final de la historia. Al ser instruido de nuevo en el arte y la ciencia de auto-cubicarse, el hombre histórico caído puede ser regenerado por las corrientes siempre frescas de la consciencia cósmica tan perfectamente sostenidas en la estructura atemporal del Cubo.

 

 

Un inventario del Cubo demuestra que el Cubo no sólo tiene seis caras, sino que también tiene ocho esquinas y doce vértices, las líneas conectan las ocho esquinas. Podríamos añadir a este inventario los tres planos, que representan el cubo original o implosionado.

1) tres planos de la mente, espíritu, voluntad – más el centro = 4, poder de la Forma

2) cuatro define un plano cuadrangular, más el centro = 5, poder de la Quinta Fuerza. 8

 

 

 

 

 

Estos dos puntos del inventario definidos mutuamente crean la potencialidad del Cubo. La suma de las unidades del inventario 4 + 5 = 9, el poder de los Bolontiku, tiempo en el inconsciente.

Los tres puntos siguientes establecen realmente el Cubo:

3) Heptágono de la Mente – Seis caras (= 3 planos de tiempo 2 lados por plano) más el centro = 7, poder del centro místico.

4) Octava Cúbica, 8 (4 + 4) esquinas más el centro = 9, poder de tiempo en el inconsciente (Bolontiku, los Nueve Señores del Tiempo).

5) Templo Cúbico, 12 vértices + centro = 13, poder del Tiempo Cósmico.

La suma de las unidades del inventario = 16 (7 + 9) + 13, (las 16 unidades del cubo de la ley + la cosmología del tiempo) = 29 = 28 + 1, la constante cósmica manifiesta en la matriz radial del esquema 7 x 4 de la Luna de 28 días, donde cualquier número de día emparejado con su opuesto radial siempre es igual a 29.

Los que nos interesa ahora es la octava Cúbica, la cosmología de ocho más uno, así como los doce vértices, ejemplificando la cosmología del Cubo como el Templo. Estamos agradecidos a dos kines en este proceso, Levi Tormenta Espectral Azul de Canadá y la Reina Roja, mi aprendiz. Fue Levi quien nos envió una fotocopia del libro de Henri Corbin, titulado Templo y Contemplación. Este texto resultó ser muy fructífero en muchos sentidos.

En un ensayo titulado “La Configuración del Templo de la Kaaba como el Secreto de la vida Espiritual”, (Templo y Contemplación, pp. 183-152) Henri Corbin, un destacado anciano sufí europeo, comenta y amplia sobre una obra original del místico persa, Qadi Sa’id Qummi, de una obra publicada originalmente en 1103 dH (dC) 1691. Como en mucha filosofía y teología islámica, las estructuras imaginarias de la dimensión más alta (cuarta) informan y gobiernan las formas y procesos de la dimensión más baja (tercera). La estructura más completa o perfecta es el Cubo. Para este planeta y sistema mundial (Velatropa),la Kaaba en la Meca es la manifestación más significativa de una estructura informada por el Cubo primordial como el templo místico que existe perpetuamente en el reino imaginal.

Es debido a la auto-perfección armónica de la forma cúbica que lo traduce en escala, por analogía, a través de diferentes dimensiones y eso lo hace por consiguiente el ideal del templo místico. Es debido a que la Kaaba es puramente cúbica que ésta es el prototipo terrestre del templo místico, o Cubo de la Ley. Es aquí que Adán fue dirigido por el Ángel después de la Caída desde el paraíso. Adán llevó con él una piedra desde ese paraíso original. Donde hoy se encuentra la Kaaba, Adán plantó su tienda. Mucho más tarde dirigido por el mismo Ángel, Abraham encontró esa piedra, ahora negra con los pecados de los hijos de Adán. Esta es la piedra que fue colocada en la esquina de la Kaaba, y que el mismo Mahoma reemplazó cuando la Kaaba fue, en su tiempo, reconstruida. Las cuatro esquinas de la Kaaba se denominan: la esquina Siria, la esquina Occidental, la esquina Yemenita y la esquina Iraquí. Curiosamente, la misteriosa piedra negra está colocada en la esquina Iraquí –y por supuesto, es en Irak donde tendrá lugar la Batalla final de la Guerra de los Cielos.

A la luz de este enfoque en el Cubo, la piedra negra mística, la Kaaba y la Batalla final de los Cielos sobre la Tierra -Irak- es muy significativo que en el primer comentario (no publicado) del Telektonon, escrito el 22 de la Magnética del Primer Año de Profecía, se produce el siguiente pasaje:

En el Telektonon la religión de Mahoma se denomina como la “Religión de la Roca” (un altar místico dentro de la piedra mística). Mahoma es conocido como el limpiador de Babilonia. La profecía de Mahoma conforme a la Yihad o la Guerra Santa conocida como el plan por la Paz indefinida, la Victoria de la Guerra de los Cielos del Dominio de Arcturus; Alá es la personificación de la misericordia de Hunab Ku que todo lo iguala. Inclinándose hacia la Roca de la Meca cinco veces al día se conmemora el poder de la quinta fuerza de la misericordia de Alá. La profecía del poder de la quinta fuerza es el poder del quinto mundo de la profecía. En los tiempos de la profecía del Libro (Perdido) de las Siete generaciones, el quinto mundo de la profecía se abre con el cierre del quinto anillo. El tiempo de la profecía es ahora. La Yihad de los Cielos es invocada. 1993-2000 d.C son los siete años de la profecía -siete años para restaurar la mente, voluntad y espíritu humano colectivo. Siete sellos para abrir la mente, siete anillos del tiempo para sellar la victoria sin fin, siete generaciones de los hijos de la Tierra contemplando todo dentro de los anillos celestiales de la Tierra”.

Los siete años han pasado y ahora el Tormento del Infierno está avanzando rápidamente, la batalla final – la Yihad – ha sido ahora engendrada. Y el enfoque sobre la “Roca” en la Meca, y la religión fundada por Mahoma es ahora una parte central del juicio final del mundo. Hay mucho para ser contemplado aquí, especialmente con respecto al significado de esa piedra negra, hacia la cual más de 1,3 mil millones de personas hacen reverencia cinco veces al día. ¿Podría ser que esa cantidad de energía enfocada en ese punto central, una piedra caída del cielo, esté proporcionando en realidad un ancla espiritual entre las dimensiones? ¿Podría haber otro punto sobre la Tierra más magnético que el de la Meca? Si 1,3 mil millones de personas hacen reverencia a la Meca cinco veces al día, eso suma 6,5 mil millones de energías humanas enviadas diariamente a esa “roca”. 6,5 mil millones es algo más que el actual número de seres humanos sobre este planeta.

En la cosmología ismaelita existen tres reinos fundamentales: fenoménico – facultad de las percepciones sensoriales; reino supersensible o imaginal – facultad de la imaginación cognitiva; y la inteligencia pura – facultad del intelecto intuitivo (lugar del juicio moral). La Kaaba como el Cubo de la Ley se encuentra tanto en el reino sensible como en el supersensible o imaginal. La plegaria que motiva la atención de tanta energía humana cada día para ser enfocada sobre el Cubo es la función del reino de la inteligencia pura. La matriz plana cuadrangular de ese Cubo corresponde a la siguiente configuración:

Esta configuración de la matriz presenta la geografía ideal del reino imaginal definido por el plano cuadrangular, que constituye también el modelo base de las seis caras del Cubo.

En la geografía imaginal primordial, dos puntos definen Este y Oeste; dos puntos definen los polos magnéticos Norte y Sur.

Al Este se le asigna el principio de las cosas, y el reino esotérico oculto del conocimiento.

Al Oeste se le asigna el fin de las cosas y el conocimiento exotérico o revelado. El Polo Norte representa el Tiempo de los Tiempos, al polo Sur, el Espacio de los Espacios.

Es interesante que el inicio de los dos primeros días de cada año del calendario de Trece Lunas van desde el Polo Sur. (Espacio de los Espacios) hasta el Polo Norte (Tiempo de los Tiempos), estableciendo así las dos zonas primarias de orientación perceptual, espacio y tiempo.

Desde la matriz base, la construcción de las seis caras del Cubo dan lugar a los ocho puntos y los doce vértices del Cubo perfecto: la plantilla del Cubo de la Ley y el templo místico de la religión universal de la profecía – UR.

El Cubo supersensible de la Ley consta de una matriz cuyos cuatro puntos corresponden a las cuatro cualidades cósmicas creativas: Inteligencia Universal, Alma Universal, Naturaleza Universal y Materia Universal. Esta matriz de cuatro puntos define el nivel puro cuatridimensional de la forma cúbica, que a su vez se superpone a la matriz tridimensional de dos polos y dos puntos de salida y puesta de sol, principio y final.

En la cosmología de la creación, todo comienza primero en el reino no-manifiesto o supersensible. El Intelecto Universal es el punto dentro de la Mente de Dios, donde se originó el universo por primera vez. Una vez que hay inteligencia, que por naturaleza es siempre intencional, entonces existe el potencial para el Alma, sobre la cual escribe la Inteligencia, por así decirlo. Una vez que el Alma es establecida entonces viene su Naturaleza, sus cualidades y carácter. Finalmente viene la materia Universal, las cualidades reales de manifestación de cualquier forma o ser dado. Observa cómo cada una de las Cuatro Universales gobierna e informa a cada una de las Cuatro Coordenadas del reino sensible. Finalmente, uno puede ver la pirámide primaria conectando las cuatro coordenadas del reino Sensible con el Trono.

En la cosmología séptuple de Ibn al-Arabi, de 28 partes, corresponde a las 28 letras del alfabeto Árabe, la primera etapa, “El Mundo Intelectivo” corresponde a los cuatro punto superiores, Intelecto, Alma, Naturaleza, y Materia ; mientras la segunda etapa formativa puede verse como los cuatro puntos inferiores.

Estos ejemplos del cubo demuestran la cosmología primaria del Cubo. Este es uno que va de un conocimiento o intelecto primario, la mente de Dios, a la formación del Alma, su naturaleza y luego su potencial para la manifestación. En el cubo de Ibn al-Arabi, las cuatro esquinas inferiores se muestran yendo de un mundo puramente abstracto, los cuatro Universales, a un mundo formativo – Cuerpo, Forma, Trono y Estrado.

Puesto que el Cubo es Universal, la cosmología inherente a él, también es Universal. Lo que nos concierne, es que en menos de un año y medio a partir de ahora es el comienzo del próximo gran Cubo del tiempo, los Siete Años del Misterio de la Piedra, el Heptágono de la Mente de la Tierra. Para este propósito mostramos ahora dos cubos más. El primero es el Cubo Universal de los Siete Años del Misterio de la Piedra; y el segundo, el Cubo de Dieciséis años del Cubo de la Ley.

El Cubo Universal de los Siete Años del Misterio de la Piedra es el Cubo radión fundamental donde cada una de las seis caras representa a cada uno de los seis plasmas y el año correspondiente, con el séptimo punto central, el plasma Silio, y el séptimo año. En la presentación del Cubo Universal, la cosmología de los cuatro Universales coordina el Cubo. Las cuatro esquinas superiores representan el reino Supersensible, las cuatro inferiores el reino Sensible. Observa cómo Dali Año Uno es Supersensible (4D), y Seli, Año Dos es totalmente Sensible (3D).Los Cuatro años siguientes coordinan los dos reinos, mientras Silio lo compacta todo en el Trono de Dios, que es traspasado al centro de la Tierra.

El segundo Cubo que presentamos es el Cubo Universal de los Dieciséis Años del Cubo de la Ley. Aquí el énfasis se hace sobre las ocho esquinas, donde cada esquina representa un filamento de Runas de ocho Runas cada una. Los cuatro filamentos de Runas del AC o primeros 8 años son coordinados por las cuatro esquinas superiores, mientras que los cuatro filamentos de Runas del CA o segundos 8 años son coordinados por las cuatro esquinas inferiores. Los dos movimientos diferentes del AC y CA secuenciados trimestralmente están indicados por las flechas. De nuevo observa que las cuatro esquinas superiores coordinan las cuatro esquinas inferiores. Está bien contemplar la relación entre los Universales y las diferentes secuencias de los filamentos de Runas en el AC y el CA.

Finalmente, el último Cubo que presentamos para su estudio y contemplación es el Cubo de la vida del Cerrador del Ciclo. En este Cubo, cada una de las ocho esquinas representa la culminación de un ciclo de siete años en la Vida del Cerrador del Ciclo. Los primeros 28 años formativos ocurren en la parte superior del Cubo, los segundos 28 años de manifestación en la parte inferior del cubo. Este Cubo fue recopilado por la Reina Roja, como parte de la biografía del Cerrador del Ciclo, que ella está elaborando actualmente. Fue muy útil para el Cerrador del Ciclo contemplar su vida presentada de esta manera. La conclusión del noveno ciclo de siete años corresponde al punto central. Es aquí donde fue contemplado el Ciclo de 21 años del Mensajero, una preparación para entrar al noveno punto central, el reino denso y enfocado del Cerrador del Ciclo. Por supuesto este Cubo no es más que un ejemplo y puede ser adoptado por cualquiera y todos para su propia auto-realización.

Parábola de la flauta

Escucha la flauta. Escucha su grito lastimero. ¿Cuál es su canción? ¿Cuando la flauta se detiene dónde está tu mente? ¿De dónde viene el sonido y hacia dónde va?

El único propósito del sonido de la flauta es introducirte al silencio que le sigue.

El sonido que sigue a la flauta es el sonido de tu propia mente, de tu naturaleza original. ¿Hace cuánto sabes esto? El silencio es la naturaleza de la mente, el origen del sonido en primer lugar. Cuando la flauta se detiene, mira si puedes escuchar el sonido dentro del silencio.

¿No es así con todos los sentidos? ¿No existe lo visible para mostrarnos lo invisible? Y nuestro ser – ¿No se nos es dado para que así podamos conocer lo que es el no-ser?

Ahora, si Dios es todo lo que está más allá de los sentidos – supersensible, más allá del alcance de nuestras percepciones – entonces nuestro ser es el sonido de la flauta y el no-ser es el silencio, que es Dios. ¿Puedes hacer que tu ser se detenga de manera que puedas experimentar el no-ser que es Dios? 

Para estudio adicional

Henri Corbin, Templo y Contemplación. Publicaciones Islámicas, 1986. Libro en venta en :

http//www.aardbargain.com/temandcon.html

Dogen, Luna en una Gota de Rocío, Escritos del Maestro Zen Dogen. ed. Kasuaki Tanahashi, North point press, 1985

Sekkei Harada, La Esencia del Zen. Kodanansha International, 1998.

Milarepa. Las Cien Mil Canciones de Milarepa. Traducido por Garma C. Chang, University Books, 2 volúmenes, 1962.

Padmasambhava, La Auto-liberación a través de Ver con Consciencia Desnuda. Traducido por John Renolds, Staton Hill Press, 1989.

Jalaludin Rumi, El Masnavi. Traducido por E. H. Whinfield. Watkins Publishing, 2002-

Yuho Yokoi, Maestro Zen Dogen, Weatherhill, 1976.

Lectura Sincrónica

Luna Solar del Jaguar Alfa 5, “Mi país es la esfera última no nacida. Yo libero el electrón doble extendido en el polo Sur”

Vinal 12, 8 Ceh, “Rompe con el cuidado habitual y alcanza la luz blanca”.

Kin 17 : Tierra Auto-Existente Roja, Onda Encantada del Mago

SBTS 11.1

Profecía del Telektonon, Baktun Cinco, Casa de Shang

7 :7 : :7 :7 Primera Semana, Átomo de tiempo Análogo Rojo, Alfa Libera

Runa Futhark 5, Raidho es el Anillo Solar

Hoja del Tiempo Espacio/Tollan, Raidho enviado de Norte a Sur, Lado Derecho

Chakra Visuddha -Garganta -, MN 5, Placa Uno Afroeuroasiática

Unidad Crono Psi : Kin 115: Águila Espectral Azul

Cromática Entonada Blanca 46: Mago – Espejo, Cromática de la Atemporalidad Magnética – del Sin Fin Entonado

Magneto Azul enviado de Sur a Norte desde/hacia el centro del Núcleo Corazón Rojo

20 Tablas : Tabla 6 Cronógrafo Anual, St. Juan de Patmos, Enlazador de Mundos Muerte, 2002-2003

Cronógrafo Génesis del Dragón, Onda Encantada Seis del Enlazador de Mundos, Corte de la Muerte Castillo Blanco del Norte

Cronógrafo Luna Kin 74: Mago Solar Blanco, -16.687 – – 16.587

Antiguo futhark Luna de Tiwaz Ascendente – Tiwaz es el cetro del poder de creación

Runa Codon Trimestral 54: Transcendiendo. “El Templo incorpora la Telepatía” Etapa 7, Séptimo Inverso

Año de la Luna Planetaria Roja, Segundo Manojo Años Semilla-Tormenta, Año 2, Semana 85

Cubo Codon, Codon 53, Evolucionando, “La telepatía evoluciona el Templo”, quinta línea, yang, Cubo Codon frente

Semana Uno Roja: Reclamar el Poder de la Profecía – El Conocimiento Rojo inicia la Visión

Armónica 5: Matriz Resonante, “Auto regular el Fuego Universal de la Armonización

Codon bifásico 28: Tiempo de Brotar, “La Atención Cósmica Transciende el Espacio”.

Dinámicas del Tiempo, 17.4:

“Post-orgánicos libre de fractales” quiere decir que los ángeles están liberados de las mallas de interferencia generadas por las ondas de actividad de los diferentes niveles de armónicas celestes, que definen las funciones de composición-forma de las dimensiones tercera y cuarta. Por lo tanto, al estar libre de fractales previene la entrada de los ángeles en los campos definidos por las mallas de interferencia, lo que significa que ellos no pueden intervenir directamente en las actividades de tercera o cuarta dimensión”.

Este boletín se presenta como un servicio para todos los kines planetarios por el Dr. Arcturus, Doctor de Sanación Planetaria (PhD.) conocido también como Valum Votan, Cerrador del Ciclo

¡Klatu Barada Nikto! ¡La Federación Galáctica Viene en Paz!

Orar por la Paz Orar por la Paz Orar por la Paz Orar por la Paz Orar por la Paz Orar por la Paz

¡Prepárate para el nuevo tiempo – Llegará a tu Planeta favorito muy pronto!

 

ILUSTRACIONES