Radionica

¿Qué es la radiónica?

Entendemos por Radiónica, la dirección y el control de la energía a distancia,y  sus aplicaciones no tienen más límites que los que la mente humana pueda concebir.

En algunas partes del mundo se emplea a la Radiónica para la curación a distancia dado que este es su origen. La Radiónica es una disciplina con técnicas que maneja la acción de la energía a distancia.

Es la técnica de la dirección y el control de la energía.

En la India denominan Tele-terapia o Tele-curación, al conjunto de técnicas empleadas para curar a distancia y es similar a las técnicas de Radiónica de occidente, son disciplinas similares y que ahora se están fusionando junto a otras como la Radiestesia.

Asimismo, la Radiónica estudia los efectos de las formas geométricas y gráficas en el medio y en los seres vivos, y sus aplicaciones.

Podemos definir a la Radiónica como “la disciplina que estudia y aplica las interacciones energéticas entre el ser humano y el Cosmos”. Definición que puede parecer muy amplia –tal vez demasiado amplia-, tan amplia como de por sí es un inagotable terreno de acción.

Sus orígenes se remontan alrededor de 1930 en Estados Unidos, donde el célebre y distinguido Doctor en Medicina Albert Abrams comenzó sus investigaciones. El nació en San Francisco en 1863 y se convirtió en uno de los especialistas más calificados de su tiempo. Graduado de la Universidad de California, el escribió varios libros de texto de medicina, y eventualmente ganó para sí la reputación nacional como especialista en enfermedades del sistema nervioso.

Tuvo una visión innovadora en cuanto a considerar un matiz más sutil en cuanto al abordaje de la enfermedad.

La Radiónica como arte de sanación se originó con la investigación de comenzada por Dr. Albert Abrams y una gran lista de médicos y especielistas que siguieron con la disciplina hasta la fecha.

Partiendo del contacto entre instrumento y paciente, el Dr. Albert, fue progresando ampliando el experimento hasta usar cada ves más distancia, luego a través de líneas telefónicas (el lo denominó tele-aerodiagnosis) y mediante un proceso de repetición de experimentos, hasta llegar a la utilización del campo etérico de la Tierra como medio conector. dra-ruth-drown

La Dra. Ruth Drown, quien continuó con las investigaciones del Dr. Abrams también aplicaba tratamientos a distancia a sus pacientes.

Ella en 1939 escribía:

“La era del arte curativo, en la cual se administraba al paciente remedios y productos químicos de la Tierra y del agua ha dado otro paso hacia delante, y ha entrado en el ciclo del aire, adaptándose a la llegada de la radio y la televisión.”

La radiónica es un método de diagnóstico y tratamiento a distancia que utiliza instrumentos especialmente diseñados para que el practicante pueda determinar las causas subyacentes de enfermedades dentro de un sistema vivo, ya sea humano, animal, planta o el suelo mismo.

Mientras la Radiónica es principalmente usada para diagnosticar y tratar enfermedades humanas, también ha sido extensivamente usado en agricultura para incrementar cosechas, control de pestes y mejorar la salud del ganado.

En el curso de su investigación, Abrams hizo el sorprendente descubrimiento de que las enfermedades podían ser medidas en términos de energía, y él concibió e instrumentó lo que calibraba diales que lo habilitaban para identificar y medir reacciones de enfermedad e intensidades. De su trabajo, llamado E.R.A. de la Reacción Electrónica de Abrams, vino la Radiónica como la conocemos hoy.

 

La Magia de las Ondas.

 

Y el humano en medio de todo, es un medio para todo.

I.U. Martinez

La “energía de las formas” 

La Radiónica, se basa en que todo elemento, emite lo que se llaman “ondas de forma”

Construir un objeto de forma geométrica respetando ciertas proporciones, materiales y orientación, se genera en su interior una cierta “energía” (empleamos este término por carencia de algún otro más feliz, si bien no cumple con las condiciones de todas las energías físicas, no siendo siquiera detectable por los instrumentos normales de medición) con efectos diversos.

Un objeto que no cumpla el requisito de la proporción no producirá ninguna consecuencia, y, como ya señalé, no depende de la “creencia” o “sugestión” previa del experimentador que el fenómeno se manifieste o no.

 

Con la Radionica usamos la energía universal del plasma, ésta no se comporta como otras que conocemos, porque no es registrable y sólo se materializa cuando construimos objetos de una “forma” determinada.

La forma determinada tiene una vibración, una forma de onda escalar, y produce una densificación o  materialización particular de las energías cósmicas. Y a falta de mejor definición la llamamos “energía de las formas” o “Geometría Cósmica” o  Poder autoexistente. 

En Matemáticas es conocida la serie de Fibonacci donde cada número resulta de la suma de los dos anteriores. Tal el caso de la secuencia 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 56, 90… etc. Pues bien, es una figura que se repite en la naturaleza universal es la espiral de Fibonacci, donde cada una de las espiras (vueltas) se distancia de la anterior de acuerdo a esa progresión numérica.

Esto es tan así, que lo encontramos desde en la espiral macrocósmica de una galaxia, hasta la microcósmica de un caracol e, incluso, si toman ustedes un repollo colorado y lo cortan transversalmente, comprobarán que no sólo su disposición es en espiral sino que respeta la serie de Fibonacci.

**************( la otra secuencia y la espiral)
Pirámides; Esferas, hemisferas, conos, helicoides desarrollables y hasta dibujos (sí, simples dibujos) dan cuenta de la energía geo-cósmica, siempre y cuando se respeten determinadas concepciones, en buena parte asociadas al poder del numero.

A fin de cuentas, un dibujo es una forma de dos dimensiones, de donde podemos decir que amuletos y talismanes, desde tiempos inmemoriales son masivamente usados por la humanidad  de aquellos tiempos “mágicos” primitivos,

Las formas geométricas son objetos de poder y se crean los tableros de radionica tomando en consideración el momento de fabricación, los elementos empleados y los diseños sobre ellos trazados, se transforman en condensadores de esa energía cósmica, como acumuladores de energía de las formas.

Las energías cósmicas en el interior de las pirámides, el ovalo de energía que nos rodea constantemente absorbiendo y emitiendo en relación a los otros campos de energía, los cruces de napas de agua que generan flujos perjudiciales en vertical para los organismos vivos de superficie, las condensaciones energéticas propias de monumentos sagrados o edificios religiosos erigidos o construidos es lugares exactos, las vibraciones macrocósmicas del universo interactuando con el microcosmos del ser humano, los efectos de piedras preciosas y semipreciosas fragancias o sonidos sobre el cuerpo y la mente y un interminable etcétera serán objeto de sus desvelos.

La teoría en la que se basa la Radiónica es la capacidad del humano de interactuar con la energia  es decir, la identificación de los esquemas electrodinámicos emitidos por cualquier tipo de materia.

Radionica es una rama diciplinar del árbol de la sabiduría que estudia el Radión.
Por radión queremos decir la corriente energética de transmisión de señales que coordina la inteligencia de cualquier estrella con sus planetas, o formas de vida estelares. En cuanto percibimos que esas señales son  emitidas radialmente en ondas de radio discontinuas, lo llamamos el Radión.  Onda emitidas radialmente, irradiando energía e información.
La radiónica usa la Energía Cósmica e inteligente del Plasma, la Quinta Fuerza que une las otras cuatro gracias al poder cósmico de la humanidad: el propósito y el magnetismo.

******************************************************************

Algunos Principios Fundamentales de la Radiónica
Básico para la teoría y la práctica de Radiónica es lo siguiente:

el concepto de que el hombre y todas las formas de vida comparten un terreno común en el que están inmersos en el campo electro-magnético de la tierra
que cada forma de vida tiene su propio campo electro-magnético, el cual es lo suficientemente distorsionado y que en última instancia resultará en enfermedad del organismo
Aceptando que todo es energía, la Radiónica ve órganos, enfermedades y remedios como teniendo su propia frecuencia o vibración en particular. Estos factores pueden ser expresados en valores numéricos, que son conocidos como ‘valores’ o ‘proporciones’, o en forma de h de Patrones Geométricos.

Éstos valores proporcionan los medios por los cuales el practicante identifica y trata la enfermedad a distancia. La Radiónica también tiene en cuenta que hay un número de campos de energía finamente organizados que yacen más allá de aquellos identificados por la ciencia, y que estos campos pueden ser utilizados para propósitos de diagnóstico y terapéuticos. Aunque pudiera decirse que la Radiónica es un arte de sanación en donde se encuentra y se fusiona la ciencia y la religión.

El practicante de Radiónica, al hacer un diagnóstico a distancia utiliza su facultad intuitiva, la cual la ciencia ahora cree que surge de las funciones del hemisferio derecho del cerebro. La mente intuitiva tiene acceso a información que yace más allá del alcance de habilidades lógicas y racionales, que aparecen ser mediadas a través del hemisferio izquierdo del cerebro.
Al sintonizar tanto su mente como el instrumento radiónico hacia el paciente a distancia, el practicante, aplicando sus facultades de percepción extra-sensorial (algo de lo cual todos tenemos a mayor o menor grado) es capaz, a través de observar las reacciones del aparato de detección bajo su control, para determinar cuales son las causas subyacentes de la enfermedad.

Identificando las causas, que pudieran estar ocultas a los procedimientos clínicos y más ortodoxos, el practicante de radiónica es capaz, entonces, de determinar con exactitud el tratamiento correcto, el cual eliminará este elemento subyacente. Un diagnóstico radiónico no es un diagnóstico médico, sino que, como se destacó anteriormente, es un medio de identificación y evaluación de las causas subyacentes, las cuales dan cabida a estados patológicos y sus sistemas.

Éstos pudieran o no coincidir con la opinión médica, pero esto es de esperarse cuando el acercamiento médico es a lo largo de líneas parafísicas.
(***)

Radiónica – Breve reseña de sus orígenes

Desafortunadamente los creadores de la radionica encontraron la oposición de la comunidad médica siendo atacados y perseguidos sin justificación (como ha ocurrido con otros médicos de la época que se apartaron del abordaje convencional de la enfermedad, como por ej. el Dr.Edward Bach en Inglaterra).

Algunos practicantes se fueron a Inglaterra, pero estos hechos fueron a la larga desanimando a los profesionales de la salud, y poco a poco fueron sustituidos por otros que no eran profesionales de la medicina. Fue entre 1946 y 1950, al desaparecer los Dres. Jensen, Wright, Monroe, Martin, Guyon Richards y otros, todos miembros de la Sociedad para el Estudio de la Radiestesia Médica, cuando se produjo un cambio importante. La consiguiente aparición de George De la Warr, que no era médico y el aporte de sus investigaciones realizado en sus laboratorios, espacio donde se dió el gran salto para consolidar e incrementar los avances de la Radiónica hasta nuestros días, fue lo que impulso a un gran número de practicantes no profesionales de la salud a avanzar en ésta práctica.

Existen numerosos criterios de abordaje para dar una definición acerca de la Radiónica, no obstante, en concordancia a nuestro enfoque y, a los fines de dar una comprensión global y sencilla, citaremos las palabras de uno de los principales pioneros e investigadores en este campo.

“Es un método de sanación a distancia a través de un instrumento o cualquier otro medio, que utiliza las facultades de percepción extra-sensorial. De este modo, un practicante entrenado y competente puede descubrir la causa de enfermedad de cualquier sistema viviente, sea éste humano, animal, planta o la tierra misma. Entonces se pueden aplicar al (…) sujeto las energías terapéuticas apropiadas para ayudarle a restaurar su salud a un nivel óptimo”. David V. Tansley.

De estas palabras podríamos deducir que siendo un método de sanación, comprende a la persona, sujeto u objeto a ser tratado como un Todo, teniendo en consideración su anatomía sutil (cuerpos etérico, astral y mental, chakras y su funcionamiento, meridianos, etc.) interrelacionada e influyendo directamente sobre el nivel físico o cuerpo físico donde toma lugar una determinada patología. Existe un axioma en Radiónica considerado uno de los pilares fundamentales de este sistema, que define claramente este concepto: El cuerpo físico no condiciona, es condicionado.

Tansley, de igual forma al mencionar las facultades de percepción extra-sensorial se está refiriendo al Sentido Radiestésico o Facultad Radiestésica ( todo ser humano la posee) que es la que se utiliza en Radiónica, aplicada mediante el uso de un péndulo (o sistema de stick pad). Esta facultad permite la lectura de los sistemas energéticos y posibilita la detección de los desequilibrios subyacentes que originan una disfunción o enfermedad. Acerca de este concepto más adelante comenta: “La forma particular de PES (Percepción Extra Sensorial) que se usa en Radióncia es, a menudo, la facultad radiestésica por medio de la cual el practicante, a través de una serie de preguntas formuladas mentalmente, obtiene información relativa a la salud del (…) sujeto a la que la mente consciente y pensante no tiene acceso directo.”

De esta forma la Radiónica proporciona un diagnóstico energético, que llamaremos Análisis Radiónico, mediante el cual el practicante avezado podrá llegar a la causa principal que ha dado origen a dicho malestar. De aquí también se deduce la importancia del adecuado desarrollo de la sensibilidad radiestésica para aplicarla a este uso.

El Análisis Radiónico se lleva a cabo mediante una muestra del sujeto (ser humano, animal o planta) la cuál funcionará de conector con el mismo, permitiendo acceder a la información de sus sistemas energéticos a distancia. Así se podrá evidenciar si están funcionando por encima (hiperfunción) o por debajo (hipofunción) del nivel de equilibrio y proceder a su restablecimiento mediante la emisión radiónica o aplicando tratamientos energéticos.

 

Los tratamientos energéticos a aplicar pueden ser a través de elixires florales, color (en frecuencias no lumínicas o sustancias homeopáticas) según las necesidades del sujeto. La ventaja de la utilización de estos métodos curativos vibracionales (adaptados a la Radiónica) es que no es necesario partir de la sustancia madre, sino que mediante los índices correspondientes se pueden emular dichas sustancias logrando mayor efectividad y un ahorro en tiempo y costos.

Los instrumentos radiónicos, como el modelo AR/20 permiten realizar todas estas funciones, así como también aumentar la sutilización de las sustancias mediante rangos de potenciación, fabricar sustancias múltiples o compuestas mediante el uso del panel de memorias.

*******************************************************************************************

RADIESTESIA PSICOFÍSICA :

“Como es arriba, es abajo; como es abajo es arriba.” El Kybalion

Hay un antiguo principio, el de correspondencia que dice que siempre hay una correspondencia entre las leyes y fenómenos de los diferentes planos de existencia y vida. Hay planos más allá de nuestro conocimiento, se encuentran en los diversos planos del universo material, mental y espiritual. Pero nosotros participamos de todos ellos con nuestro cuerpo físico, con nuestra esencia mental y psicológica y con nuestro ser espiritual.
Conociendo nuestra complejidad aceptando y resolviendo nuestras paradojas podemos conocer las paradojas y secretos escondidos en la Naturaleza.

“Nada descansa; todo se mueve; todo vibra.” El Kybalion

En algunas ocasiones, al entrar a un lugar he tenido la sensación de que “algo” pasa. Todo está en su lugar pero parece que “algo” estuviera fuera de lugar. Sé que es una sensación que muchas personas sienten. Si observamos a nuestras mascotas también podemos ver que de pronto reaccionan ante “algo” que no se ve.
He escuchado a los adolescentes expresiones que luego se han hecho de uso común “ése tiene onda”, “¡Qué mala onda!”.
Estamos hablando del principio de vibración. Este principio explica que las diferencias entre manifestaciones diferentes de materia, energía, mente e incluso espíritu, resultan mayormente de frecuencias de vibración variable.

La materia y la energía combinadas constituyen la vida. Todo tiene vida, todo tiene vibración.
La diferencia se da por el nivel de conciencia que exista. Por ejemplo una piedra tiene vida, es materia y energía, se presupone que no tiene vida conciente.
El estado de equilibrio aparenta quietud. Cualquier alteración en ese equilibrio, genera una modificación en la vibración que se transmite en forma de “onda”.
La mayor o menor densidad de la materia y o la energía que constituya a un individuo, objeto o situación es lo que determina si las ondas que emite son negativas (nocivas) o positivas (benéficas).
Cada uno de nosotros tiene una energía determinada y emite determinadas ondas según su estado de ánimo y la influencia que reciba del medio ambiente en que se encuentra.

¿Cómo vibras cotidianamente? Con qué frecuencia te irritas, te diviertes, te enojas, te ríes, acaricias, te dejas acariciar.

Nuestra energía se ve modificada por impactos internos y externos, las emociones impactan generando una vibración determinada.
No vibramos de la misma manera cuando estamos alegres que cuando estamos enojados. Las ondas del enojo y la furia generan una vibración disonante una parte de esta vibración es expulsada y afecta el entorno.
El conocimiento sobre estos asuntos permite ver que es posible detectar “qué onda” estamos emitiendo y también la forma de positivizar nuestro entorno.

La radiestesia psicofísica es un valioso instrumento para detectar y armonizar las vibraciones de las diferentes energías que interactúan en los lugares que habitamos y en los ámbitos laborales. Neutralizando aquéllas que son negativas para el buen funcionamiento y desarrollo de las personas, animales, plantas y aparatos.
Prof. Laura Quiroga

********************************************************************************************

RADIONICA Y PSICOTRONICA :

También llamada “técnica psicotrónica”. Los dispositivos radiónicos están netamente relacionados y dependen de la psiquis del terapeuta.
Son sencillos, consisten generalmente en un aparato con cierto número de escalas circulares en el panel frontal, numéricamente calibradas, que suelen servir para maniobrar potenciómetros que están en el interior del aparato. Estos a su vez se hallan conectados mediante hilos eléctricos a una base metálica, en donde se ubica una muestra de tejidos del paciente (sangre o pelo).
A esa muestra se la denomina “testigo”. Junto a la radiestesia (en este caso puede ser un péndulo), se logra encontrar una resonancia simpática que se produce entre la frecuencia energética del paciente y el operador radiónico.
La clave del aparato radiónico es el testigo, que contiene elementos celulares y bioquímicos que se ha tomado del paciente; y tiene como el principio holográfico, la información del todo.
La materia orgánica de las muestras de sangre (o pelo) representa un muestreo energético del espectro dinámico de frecuencia del paciente.
Esta sintonía puede darse a cualquier distancia manteniendo una armonía vibracional.
La “tasa” radiónica es una cifra que describe la frecuencia energética del paciente y permite a su vez, saber la medida de la frecuencia energética necesaria para devolver al organismo la condición de equilibrio energético.
Por ejemplo, se puede transmitir (sin importar la distancia) la frecuencia energética de un medicamento homeopático, propiedades de diversos tipos de gemas, proyectores de color, esencias florales, etc.
Por eso, no es necesaria la presencia física de la persona, ya que solo se precisa una representación vibracional (testigo) para entrar en sintonía con la misma red energética sutil del paciente.

Para referirnos a la Radiónica tenemos que considerarla como prima de la radiestesia.

En sus cimientos nos remontamos al Dr. Albert Abrams distinguido medico americano nacido en 1863 quien dio su origen. Aparte de haber ocupado distintos cargos escribió varios libros de textos médicos y gano una reputación nacional como especialista del sistema nervioso. Durante sus investigaciones Abrams ideo los instrumentos indicadores graduados que le permitiría medir las reacciones e intensidad de las enfermedades de los pacientes.

De este proyecto surgió la Radiónica tal como la conocemos hoy y se llamo Reacción Electrónica de Abrams. En los EEUU una quiropráctica llamada Ruth Brown añadió nuevas perspectivas a la Radiónica con el desarrollo de nuevos y mas sofisticados instrumentos y nuevas técnicas de diagnostico y tratamiento. La Dra. Brown no solo descubrió que era posible diagnosticar la enfermedad a distancia, sino también tratársele a distancia usando una muestra de sangre o cabello del individuo en cuestión. En los años cuarenta se inicio en el laboratorio De La War de Inglaterra una gran labor de investigación. Los instrumentos y las técnicas se refinaron y mejoraron. Hoy en día la Radiónica se mantiene al paso de los recientes progresos científicos.

Definimos al hombre como un sistema de energía multiconcéntrica y cada forma de vida tiene su propio campo electromagnético que si se distorsiona suficientemente resulta finalmente en una enfermedad del organismo.

Aceptando que todo es energía la Radiónica contempla los órganos, las enfermedades y los remedios como poseedores de una frecuencia o vibración particular a cada uno de ellos. Estos factores pueden expresarse en valores numéricos y se conocen en Radiónica como “índices” para hacer diagnósticos y tratamientos.

Un análisis radiónico no es un diagnostico medico sino un medio para identificar y evaluar las causas subyacentes que originan estados patológicos y sus síntomas. Se establece aquellas frecuencias que compensaran el desequilibrio o enfermedad en el sistema del paciente.

Este proceso se canaliza a través de la maquina de Radiónica usando por ejemplo el cabello como conexión. A través de la maquina se pueden aplicar distintas terapéuticas como Flores de Bach, homeopatía, cromoterapia, gemoterapia, etc. Que apuntan a corregir tanto lo físico como lo emocional.

El axioma antiguo dice “la energía sigue al pensamiento” y que el pensamiento se transmite a través del campo de energía de la tierra, de esta manera el practicante de Radiónica puede armonizar al paciente. El propósito de la terapia Radiónica es ayudar al individuo a recuperar su patrón de salud óptimo.

Cabe destacar que hoy en día esta disciplina se enseña en la universidad de Inglaterra, Francia, Unión Soviética y otras. Su parentesco con la radiestesia que también es materia universitaria es que para determinar la intensidad de una enfermedad, duración de un tratamiento, evaluación de resultados y otras investigaciones debemos utilizarla para obtener respuestas precisas.

******************************************************************

Cybergrafía :

Fuente de investigación

*******************************************************************************

Libros de estudio :

radiestesia

el_gran_libro_del_pendulo2