1- El Arte es una función de la energía. Dada la unidad del género humano como un único organismo planetario, el Arte es el tejido conectivo de expresión que une los organismos individuales a través de transformaciones de energía localizados en los centros emocionales de esos organismos. La energía emocional es la manifestación móvil expresiva o externa de la energía vital o biopsíquica. Propiamente catalizada a través de la forma, el ritmo, el color, la luz, el sonido, el movimiento, la energía emocional está directamente relacionada con el establecimiento de un equilibrio dinámico con las otras fuerzas del mundo fenomenal, desde los niveles microscópico al galáctico. En otras palabras, no puede haber un apropiado manejo de la energía a cualquier nivel y para cualquier uso sin llevar al apropiado despliegue del sistema de energía del arte. Cuando hay disfunciones del arte, todos los sistemas finalmente disfuncionan de acuerdo a William Blake, “si el Arte es Degradado, la Imaginación Negada, la Guerra Gobierna las Naciones”.

2- No hay arte genuino sin transformación de sí mismo. Dada la naturaleza del arte como una función de la energía, encontramos que el arte, la energía y la salud están integralmente relacionadas. Si el hacedor de arte no está convencido de su propia sanidad y básica bondad y no está trabajando en el sentido de llevar su ser total a alinearse con el espectro de la energía universal, entonces el efecto del arte resultante (artefacto) será incompleto y más bien posiblemente destructivo para la salud. La transformación de sí mismo es el alineamiento de la energía organísmica personal con el espectro de la energía total acoplada con la adquisición de cualesquiera habilidades que son necesarias para comunicar calidad y profundidad o sentimiento y conocimiento a través de cualquier medio.

3- Inauguración de la asociación de maneras estéticas individuales y colectivas. El Arte creativo individual que no es para satisfacer la ambición personal sino para expresar serena y abiertamente el universo como él o ella lo experimenta inevitablemente desarrolla una actitud inclusiva, esto es, que el arte incluiría y se comunicaría con tal cantidad de audiencia como sería posible. Siendo el sentimiento universal tanto inclusivo como exclusivo, el artista también busca la posibilidad del mejoramiento estético a través de la asociación colectiva con otros individuos que piensan parecido. Esto sienta las bases para los artísticos esfuerzos cooperativos.

4- La universidad del arte planetario incluye el pasado y el futuro en el momento presente. Siendo el arte la expresión de la energía, los grandes monumentos del arte pasado son verdaderamente momentos presentes en el tejido conectivo de expresión del arte planetario. Las estructuras piramidales de Giza, Teotihuacán, Borobadur; las cavernas de Ajanta, la Acrópolis, la Catedrál de Chartres; las pinturas de paisajes Chinos; las mezquitas de Isfahan, todo abarca una red de puntos de transmisión estética. La energía de la cual ellos son depositarios continúa transmitiendo. Sus transmisiones son nutrientes que se agregan a la salud del organismo. Su forma y estructura proveen claves para el desarrollo del sistema del arte planetario postindustrial. Nuevas formas tales como la arquitectura radiosónica (combinando la estructura visual de la luz y el sonido). Integran la energía pasada y la futura visión. La futura visión es simplemente aquello que es nacido de un interés por lo que beneficiará el mayor número de gente por tantas generaciones por venir como sea concebible.

5- El reconocimiento del arte como una red planetaria vital para el funcionamiento del organismo humano considerado como un todo interrelacionado es un factor en el establecimiento de las bases para un nuevo orden social planetario. El organismo planetario ha estado mutando más allá de su presente anárquico, se sus limitaciones preholísticas y el arte planetario es realmente una herramienta que facilita la presente transformación. La primacía del arte será establecida y nuevamente, más saludables y benéficos modos de vida reemplazarán las estériles actividades en serie de la Transición Industrial. Haciendo pleno uso de la educación y las actividades de ocio hechas posibles por la tecnología de computador, el arte planetario provee formas no amenazadoras de contemplación y acción. Deduciendo de las lecciones aprendidas de los excesos de las antigua monarquía y la democracia industrial, el arte planetario puede presentar formas estéticas enraizadas en patrones jerárquicos orgánicos de la naturaleza. Utilizando las comunicaciones electrónicas pueden monitorearse estas visiones en una escala global. Así, mientras hemos registrado un prolongado estadio de anarquía política y barbarie, el arte planetario puede presentear una visión unificada. Esto será de inmensa ayuda en el largo período de reconstrucción que se halla por delante.

6- Aquellos que se constituyan en Asociaciones de Arte Planetario deben hacerlo a través de un común respeto por la naturaleza profundamente espiritual del género humano. Sin esta fé en la básica bondad de la humanidad y capacidad para la transformación, el arte plenetario vacilará en los bancos de arena de la guerra y los crímenes egoístas del pasado.

NOTA: Estos son los principales puntos del Boletín del Arte Planetario de 1987. Prudentemente transmitido a través de un desprendido consorcio conectado de Asociaciones de Arte Planetario, estas medidas proveyeron un amplio grado de visión positiva y deleite espiritual a través de los Siete Siglos de Oscuridad que precedieron la formación de la Asamblea Planetaria de los Guardianes de la Tierra, cuando un total florecimiento del arte planetario tuvo lugar. Finalmente reconciliado con el concejo global en Transformaciones de Energía, la Asociación de Arte Planetario puede ahora fácilmente declarar que el Planeta Tierra ha sido realizado. Paeg.

Consejo Central Solsticio de verano, 735 D.H. (después de Hiroshima).